domingo, marzo 06, 2011

Historia militar


El carnaval es una fiesta muy útil. A mí me ha servido para resolver uno de los grandes enigmas de la Historia militar. A saber: quién vencería en un duelo a espada entre un ninja y el Zorro.

El vencedor fue el ninja, aunque tal vez sea sólo porque era el hermano mayor. En cualquier caso, para cuando la madre llegó a separarlos, el ninja ya le estaba midiendo las espaldas al Zorro a puros planazos con la katana.

Si tenemos en cuenta que hace un par de meses pude comprobar in situ que un mendigo borracho con dos perros y un bate de béisbol es notablemente más poderoso que un portero de discoteca nigeriano con las manos desnudas, la contribución de esta ciudad a la Historia militar es francamente impresionante.

1 comentario:

Anónimo dijo...

jope