sábado, noviembre 10, 2012

Autarquía

En estos tiempos de crisis, hambre, carestía y desahucios por la ventana son  cada vez más los que propugnan un rechazo frontal de los elementos más fundamentales de la economía capitalista, el regreso a la autosuficiencia, el trueque, la autarquía y el cerdo en el garaje.

Los defensores de estas ideas radicales se dividen en dos grandes grupos:

- algunos hippies melenudos con graves problemas para percibir la realidad tal y como ésta es; y

- los idiotas que perdemos la tarjeta de crédito un viernes por la noche sin efectivo en los bolsillos.

En fin, si alguien sabe como se cultivan las hamburguesas con queso, que me escriba antes de las dos. La alternativa es ponerme cariñoso con los marineros del puerto a ver si me invitan a una ración de pulpo.

5 comentarios:

root dijo...

Los 6.000 millones de habitantes del planeta que no comemos "hamburguesas con queso" te agradecemos tu consideración y amplia perspectiva. O quizá es que somos todos unos "hippies melenudos con graves problemas para percibir la realidad"

Ana dijo...

Gracias capitan, escribe más que te estas poniendo muy caro.

petete dijo...

Una paquete de avecrem y pasta/arroz nunca deben faltar en el piso de un soltero.

No muy bueno, pero funcional

Epi´ta_frío dijo...

Creo que alguien aquí tiene un problema de múltiples personalidades... o solo es hipersensible en múltiples sentidos... En fin.
Ah, ya... el comentario, pues Capi, suerte tiene de no estar en México, aquí cada vez es mas certero que lo único que vamos a aspirar a comer es plomo. Vea usted entonces si una hamburguesa o una ración de pulpo bien merece una caricia :)

Esther Hhhh dijo...

Me intriga saber cual fue vuestra opción, Capi, pero espero que fuera la del pulpo... Básicamente porque me resulta más divertida ;-)

Besitos