jueves, mayo 31, 2012

Hombre pobre, mujer rica

Uno que es siempre fiel a sus amigos, especialmente si están pintados al óleo, tenía su propia rutina de visitas en el museo Thyssen de Madrid. Una de las paradas obligatorias, con  un cuarto de hora de atenta contemplación, se realizaba ante "La Esclusa", un bonito paisaje de Constable, que yo escudriñaba con atenta mirada a ver si algo se adhería a mis modestas dotes de mal pintor.

La esclusa, John Constable

Pues bien, deberé buscarme otros modelos. La baronesa, que anda un poco escasa de claderilla ha decidido subastarlo para reunir los 20 o 30 millones que necesita para llegar a fin de mes. Suyo era y en su derecho está de venderlo, pero su ausencia me va a doler.

En fin, es lo que diferencia a los ricos de los pobres. Para enfrentar a los acreedores los pobres recurrimos a poner excusas. Los ricos, que para algo lo son, prefieren subastar "La Esclusa".

martes, mayo 29, 2012

Muerte por agua

"Some say the world will end in fire,
Some say in ice." (*)

Robert Frost


El aparcamiento donde mi cochecito pernocta entre semana es considerablemente profundo. Tanto que la capa freática le sirve de sombrero y, en la planta inferior, hay cuatro bombas de achique funcionando sin parar. Supuestamente, si las bombas cesaran en su trajín ya podríamos ir dando parte a los Beatles para que trasladaran a Vigo el submarino de la canción (We all live in a yellow submarine, yellow submarine, yellow submarine...)

Todo muy interesante y pintoresco, pero también un poquito alarmante. Más si consideramos que en la entrada del garaje hay un cartel que pone "bombas de achique" y una alarma contigua que lleva seis días sin parar de sonar. En fin, que sea lo que Dios quiera, que la plaza es muy barata y, por ende y por los dineros, no me llevo yo el carro de aquellos pagos.

Eso sí, cada mañana, antes de abrir la puerta del ascensor, lleno los pulmones de aire y me coloco una pincita en la nariz.

---oOo---

(*) Algunos opinan que el mundo perecerá por el fuego / algunos que por el hielo...

lunes, mayo 28, 2012

Como el toro hemos nacido para el luto

Hay dos frases que teme todo cónyuge con visos de mudarse al país de Cornualles: "cariño, tenemos que hablar" y "esto no es lo que parece".

Confiemos en que el indicio sirva tan sólo para identificar humanos en crisálida de cornúpeta pero que no sea extensible a los países. Se lo digo porque esta misma mañana el Presidente del Gobierno ha comparecido por sorpresa (cariño, tenemos que hablar) para asegurar a los españoles que por mucho que parezca lo contrario, los bancos españoles no necesitan intervención (esto no es lo que parece, España mía de mi corazón).

Con razón llaman a España la piel del toro....

Medialuna las armas de su frente, añadiría el poeta cordobés.

viernes, mayo 25, 2012

Raros, raros, raros

Si el ser humano es ya de por sí un simio considerablemente rarito, la variedad conocida como japonés o nipón es como para echarla a comer aparte bajo atenta supervisión etnográfica.

Según publica hoy la Vanguardia, el artista toquiota Mao Sugiyama cocinó, condimentó y sirvió sus propios genitales a cinco selectos comensales en un elegante banquete celebrado el mes pasado. Según parece, el artista de marras permitió que sus comensales eligieran la preparación culinaria de sus mutilados colgajos, optando los invitados por comérselos a la plancha con champiñones y perejil.

¿Ven cómo los japoneses son raros como ellos sólos? Porque, seamos sinceros, hace falta ser raro para que te inviten a comer huevos y pedírselos a la plancha.

¡Con lo ricos que están fritos con patatillas!

miércoles, mayo 23, 2012

Física pura

Ojeo la prensa a toda prisa entre un cliente pesado y un cliente cansino y descubro para mi pesar bolsista que, conforme acaba la cumbre europea del crecimiento, el IBEX35 se ha ido a escardar cebollos con la azada.

La economía, a lo que se ve, sigue la misma lógica que el alpinismo. Una vez se acaba la cumbre sólo se puede ir hacia abajo.

Física pura, que diría mi señor padre.

martes, mayo 22, 2012

Épica del energúmeno apilado

Leo con preocupación en la prensa que sesenta energúmenos han asaltado el despacho del consejero balear de educación para enunciar en lenguage internacional por señas -mojicón viene, guantazo que va- su discrepancia con la política educativa del asaltado.

Dos conclusiones saco de la protesta.

La primera es que los manifestantes tienen razón. La educación en España es un asco y bien lo prueban al hacer exhibición de no tenerla.

La segunda es que el consejero balear de educación tiene un despacho demasiado grande. Yo estoy más que contento con el tamaño de mi despacho y no me caben sesenta energúmenos ni apilándolos en los estantes.

lunes, mayo 21, 2012

Así sea

Comprobado que los habituales de esta página tiene más de Tomás que de Pedro, es mi deber contarles el evangelio de mi muerte y resurrección para que, creyendo en él, regresen a esta página y se salven del tedio que amenaza la frágil existencia del hombre. Por su propio bien se lo cuento, que leer mis tonterías es gratis total y cuesta mucho encontrar diversiones tan inocuas para el bolsillo en estos tiempos de crisis, materialismo y subidas de impuestos.

Cuando les dejé meditando en el monte -que en términos bíblicos significa más colgados que un jamón de Teruel, hallábame muy inquieto por mi futuro laboral. Mis temores no arrancaban de una desconfianza en mis capacidades de la que soy genéticamente incapaz (un profesor de gimnasia dudó una vez de que yo fuera capaz de saltar el potro sin manos y me costó una clavícula demostrarle su estúpido e insultante error). Mis inquietudes nacían de pensar que el principal criterio para señalarle la puerta al paisanje consistía en aplicar aquel principio que reza: "el último que cierre y a ser posible por fuera".

Siendo este servidor de ustedes la última incorporación del departamento y por añadidura forastero, me sentía como si un leproso me hubiera puesto la mano en el hombro susurrando "tú la llevas". Llámenme aprensivo, neurótico o exagerado, pero tan pronto como percibí una cierta inestabilidad en mi silla hice santa imitación del nunca bien ponderado George W. y puse en marcha la operación "libertad duradera", que no consistía esta vez en chamuscar turbantes sino en presentarse con una sonrisa, mi historial laboral y mi marmórea jeta a todos los abogados con oficina y prestigio en la provincia de Pontevedra.

La operación ha tenido más éxito que una operación de rodilla borbónica y, de un tiempo a esta parte, mi beato antifonario calienta el sillón de mi nuevo despacho en Pontevedra, donde dicho sea de paso, me pagan bastante más aunque el aumento de sueldo me lo deje en gasolina y peajes.

Así que tengan por cierto que después de la muerte hay nueva vida para quien no pierde la fe ni el buen camino, que en el otro mundo pagan buenos dineros y que el peaje de la autopista Vigo-Pontevedra lo puso en funcionamiento el fulano que crucificaron a la izquierda del nazareno.

Es palabra que por su bien les predico.

sábado, mayo 19, 2012

Resurrección

La resurrección, acto de considerable tradición divina, tiene sus propios usos y costumbres. Entre ellas, no es la menor propinarle un buen susto a los discípulos. De modo que ¡buuuuuuu! y ténganme por regresado al mundo de los vivientes.