domingo, enero 02, 2011

Contad los muertos


Existe una anécdota, probablemente falsa, que se usa con frecuencia para ilustrar la bravura de los tercios de Flandes. Acabada la batalla de Rocroi, donde los españoles recibimos la del pulpo, un inoportuno francés se paseaba entre los heridos recogiendo información para elaborar la crónica del día.

En desempeño de su labor estadística, el desconsiderado galo consideró adecuado preguntar a un agonizante capitán español de cuántos hombres se componía su unidad. Desdeñoso y altivo, el moribundo extendió su brazo y, abarcando con su gesto el campo, replicó:

- Contad los muertos.

A veces, cuando paso revista por las bitácoras que tengo enlazadas, padezco igual sensación que el puntilloso militar ibérico, pero no se preocupen, que esta página dista mucho de agonizar. Por mucho que las bitácoras anden de capa caída y sus escritores de antañose dediquen de presente a distintos pasatiempos, el menda sigue al pie del cañón.

No en vano, mi parsimonia ante el cambio de circunstancia es verdaderamente proverbial. Con decirles que llevo barba porque le gustaba a una rubia que me ponía ojitos allá por el año dos mil cinco ya se lo he dicho todo.

5 comentarios:

Cris dijo...

Es que Twitter mató a la estrella del blog.

Alfor dijo...

Bueno, todavía faltan dieciséis años hasta Las Dunas.

Y dieciséis años dan mucho de sí.

Achab dijo...

Cris:

Hijodep....

Alfor:

Ya le digo

Anónimo dijo...

Capitán, se presenta la polizonte R. Subo poco a cubierta y no tengo papeles 2.0 (llámense openId o similar), pero le sigo con atención.

Gucci Outlet dijo...

I think your blog post was secretly a awesome beginning to a potential series of blog posts about this topic. So many people pretend to comprehend what they’re talking about when it comes to this topic and generally, very few people actually get it. You seem to grasp it though, so I think you ought to run with it. Thanks a lot!