miércoles, julio 11, 2012

La Regla de San Benito

San Benito de Nursia era un señor barbudo del siglo sexto que, para la correcta organización de los monasterios y sus monjes, redactó unas severísimas reglas que ordenaban su trabajoso, austero y piadoso vivir. Corto no debió de quedarse el hombre porque, según cuenta la leyenda, los monjes bajo su mando lo intentaron envenenar.

Intoxicaciones alimentarias aparte, la Regula Monasteriorum, que así se llamaba el manual de instrucciones del buen cenobita, tenía normas para todos los aspectos de la vida monástica. No les voy a contar por estos lares cómo debe ser el hábito del monje, cómo hay que organizar el dormitorio o a qué hora hay que levantarse para rezar. Baste con señalar que la Regla responde a un criterio uniforme y constante que deja muy claras las opiniones e intenciones del buen padre fundador:

- El monje es humilde y obedece sin poner pegas;

- El monje es diligente y trabaja como el asno en la noria;

- El monje es austero y las tiene que pasar canutas para mejor acondicionar su alma.

En definitiva, ser monje no es una fiesta y cuando sueltas la azada tienes medio minuto para ponerte a rezar.

La fiesta de San Benito de Nursia se celebra cada año el día 11 de julio, que es él día en que un señor con barba ha comparecido en el Congreso para recordarnos que el buen español obedece a Europa, tendrá que trabajar como un burro y las pasará canutas para llegar medio vivo a final de mes.

Ignoro si las duras medidas bastarán para salvar nuestros pecadores cuerpos del fuego de los mercados. Lo que tengo que reconocerle al Gobierno es que el día escogido para darnos el susto no se ha podido elegir mejor.

9 comentarios:

Er-Murazor dijo...

Certero como siempre, capitán. No nos de ideas, que para querer envenenar al nuevo barbudo recortador no necesitamos muchos ánimos.

el nom de la rosa dijo...

Anda ya, pues para más INRI (y nunca mejor dicho), San Benito es el patrón de Europa.

Ajovin Puente Mateo dijo...

Si mezclamos a San Benito con San Mariano en una batidora nos puede salir una sopa sosa y fría que a ver quien se la toma

Anónimo dijo...

Que bien! Has vuelto!... Me alegra mucho volver a leerte resucitado y en forma.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Capitán, ¿se nos ha vuelto a marchar al reino de los Cielos?.

Mire que eso de la birresurrección está un poquito complicado...

Ana dijo...

Eso iba a decir yo, que nos había vuelto a abandonar

Carmen J. dijo...

Capitán, es vd como el Guadiana.

Anónimo dijo...


Sé que sus buenas razones tendrá, pero se le echa de menos.

Que conste

Epi´ta_frío dijo...

Después de ver cómo estamos todos cual la mejor plañidera judía me ha llegado inspiración divina... Eso de la resurrección tiene sus consecuencias, ya se nos elevó al cielo, ya nada más falta que nos llegue Pentecostés pero que conste que faltó la frase a sus discípulos de "Yo estaré con ustedes hasta el final de los tiempos..." Y nada, a seguir esperando...