viernes, septiembre 18, 2009

In taberna quando sumus...

Una de las principales ventajas que presenta la realidad sobre la ficción es que aquella no tiene obligación de parecer creíble. La muy ladina lo sabe y se aprovecha para satisfacer su pulsión por el surrealismo.


Anoche decidí bajarme al bar de la esquina para ver el partido de baloncesto en compañía de otros individuos de la especie humana. Un atractivo de dicho establecimiento es que ofrece un ilimitado suministro de frutos secos, patatas y galletitas saladas a todo aquel que pida una consumición. Encargué mi correspondiente bebida y me dispuse a tomar por asalto el cestillo de las pipas, monopolizado en ese momento por un grupito de tres mujeres que frisaban la treintena. Si hubiera sabido la tempestad de irrealidad que caería sobre mi cabeza, me hubiera conformado con los panchitos que había en la barra.

- Hola, espero que no tengáis nada en contra de los ladrones de pipas.

La más joven de las tres, melena castaña, ojos oscuros y la expresión desconcertada de quien se ha bebido más ron que un pirata de parranda, se vuelve hacia mí y, señalándome con el dedo, pregunta:

- ¡Tú, tú, tú! ¿Sabes a quien te pareces?

- Sorpréndeme.

- ¡Al tío que imita al novio de Falete en el programa de "Sé lo que hicisteis"!

Mi cerebro comenzó a buscar una imagen del imitador para evaluar lo atinado de la comparativa. Mientras, la fisonomista aficionada consideró necesario hacer una precisión.

- Lo cual es un piropazo porque ese programa es lo mejor y todos los que salen en el molan mucho.

Desistí de ubicar en mi mente la imagen del tipo y decidí redondear la conversación con una broma inocente.

- Mientras me parezca al imitador y no al imitado....

El chiste no fue bien recibido. Por alguna razón que todavía se me escapa, la fisonomista aficionada dejó paso a la terapeuta improvisada:

- A ti te pasa algo. Tú has estado en el seminario, eres del Opus o tienes tienes un problema sexual. Yo esas cosas las noto.

En el mundo existen talentos muy insólitos. Diagnosticar patologías sexuales a completos desconocidos tiene que ser uno de los más extraños.

- Yo diría que no.

- Entonces eres gay. ¿Verdad que eres gay?

Me reprimí las ganas de contestar que conocerla me podía llevar a planteármelo y me volví a la barra. A los diez minutos vino ella para encargar su enésima copa de ron.

- Vale, no eres gay, pero tienes un problema para relacionarte con la gente. Eres demasiado educado y correcto y eso es como tener una escoba metida por el culo. Además eres un falso, porque vienes ahí a machete con las pipas y ¿luego qué? Luego no se sabe que es lo que quieres de nosotras. Decídete.

- Sí, tienes razón, soy demasiado educado.

La continuación de la frase - "debería aprender de ti, que no tienes ese problema"- la dejé sin articular. En algún momento de mi vida me enseñaron a no insultar a una mujer borracha y sigo pensando que es una buena regla de conducta.

La moza volvió con sus amigas y yo me quedé pensando si la noche podía volverse aún más extraña. Podía. Cuando ya me disponía a pagar para volver a casa una señora de indefinible edad y con aspecto de pernoctar en un contenedor de basura se acercó para comentarme que "le parecía muy guapo y que, si quería, me podía tomar la última en su casa."

En ese momento, una voz familiar, aguda y alcoholizada, se impuso sobre la música del bar:

- ¡Qué fuerte! Una yonki se quiere liar con el pijo de las pipas.

Lo peor de todo es que me dejé olvidado el paraguas y esta noche debería volver por él. Espero que de un día para otro cambien los parroquianos. Mi salud mental no resistiría otra velada con guión de Buñuel.


12 comentarios:

raul dijo...

ay, Capitán...y es que uniforme y galones grandes reclamos son para las féminas.

Tenga usted cuidado esta noche cuando vaya a recoger su paraguas y por favor, abstengase de acercarse lo más mínimo a ninguna cestita de frutos secos.

por lo demás, un abrazo y gracias por seguir compartiendo sus vivencias con esta comunidad de parroquianos entre los que orgullosamente me cuento.

Anónimo dijo...

Yo hubiera hecho rápidamente la ecuación mujer+copas de mas=talvezcaigaunpolvete y hubiera empezado a dar coba.

Luego mi falta de tablas se hubiera encargado de estropear la situación, pero.... :-)

Lek dijo...

Bienvenido al mundo real, capitán :D

(Al menos la chica acertó... tiene un problema para relacionarse con otros homínidos. La educación es uno de ellos. Algunos, si sirve de algo, lo comprendemos)

Alfor dijo...

Jo, qué mala suerte. El mejor partido del campeonato y no lo recordará por la clase de defensa de la selección, sino por esas tres damas.

Ah, y si le ha gustado lo de relacionarse con mujeres borrachas, por aquí las hay en abundancia...

Grénmabar dijo...

Adoro los borrachos-psicoanalistas, pero aún más a las borrachas-psicoanalistas.

Aquí se demuestra que la intuición femenina es un mito. ¡Larga vida al suero de la verdad!

Saludos.

Cattz dijo...

Mira que te tengo dicho que vas muy arreglado XD

Er-Murazor dijo...

Demasiada educación, capitán, demasiada educación. Ahora, que lo del "pijo de las pipas" me ha encantado, es una frase con TANTAS posibiidades...

Confiemos en que la borracha no haya tomado de rehén su paraguas para forzar un segundo encuentro.

Sibarita dijo...

Tenga cuidado a ver si va a resultar contagioso lo de la estupidaz en el bar, quizá no sea casualidad tantos especímenes reunidos en un mismo lugar...

Esther Hhhh dijo...

Capi, ¿vos a qué bar váis? En fin, veo que este post ha dado lugar a más de un estereotipo machista, pero lo voy a pasar por alto. (Y evidentemente no va por vos, si no por algunos comentarios).

En cuanto a las "damas" se merecían vuestra respuesta. Yo creo que podríais haber hecho uso de vuestro ingenio y decirles algo en plan "no soy falso, simplemente me acerqué esperando encontrar tres mujeres hermosas, pero sólo fue un espejismo". Con vuestro estilo, Capi, hubieraís sabido dejar sin palabras a la terapeuta. Lo de la "dama de moral distraída" tiene su punto surrealista... Sin duda. Por cierto ¿y qué pasó en el partido, al final ganó España? Alfor dice que fue muy buena la defensa, pero nadie cuenta el final del resultado, aish...

Besitos

PD: Que conste Capi, que quiero llamaros la atención, pues lleváis todo el mes faltando, en la mayoría de los post, a vuestro deber para con estos vuestros parroquianos, no respondiendo como siempre acostumbrábais. Espero que estéis recapacitando y rápidamente volváis al redil o tendré que tomar medidas (como volver a madrid y haceros beber unas cuantas cervezas artesanas, no os digo más). Más besitos

Achab dijo...

raul, Murazor:

Pues al final lo pude recuperar sin daños ni nada.

Anónimo:

Le recomiendo la ecuación mujer=talvezcaigaunpolvete. No funciona más pero tampoco menos.

Lek:

Problema gordo.

Alfor:

Y buen baloncesto, según dicen.

Grénmabar:

Larga vida al buen vino, leñe.

Cattz:

Pero estaba tan mono....

Sibarita:

Nah, la bebida era buena.

Esther:

Al mismo bar donde casi me lincharon los irlandeses.

Hans dijo...

La única alternativa sensata, he de deciros a todos desde mi provecta edad, es la adoptada por el Capitán (que hubiese sido la mía). La educación es algo que si se tiene no se puede (ni se debe) orillar. Por más ingenioso que uno -como el capitán- sea, por encima de la respuesta contundente prima la idea de que a una mujer -y menos a una mujer alcoholizada- no se le puede soltar la fresca que merece.
Espero que el paraguas haya sido recuperado y que pueda V. ver el España-Serbia de esta noche, y que todos podamos recordar una vieja canción de los Nikis: "España va ganando a Yugoslavia-por veinte puntos arriba" ('El Imperio contraataca')

Gato dijo...

Jo macho, qué triunfaco, jajajaj!!