domingo, julio 20, 2008

Ciclismo


La Vuelta Ciclista a Francia, según costumbre, está siendo un rosario de expulsiones por consumo de drogas. Se conoce que, sin hartarse de eritropoyeína, no hay cristiano que se suba el Tourmalet en bicicleta.

Menos mal que, de momento, sólo investigan a los deportistas y obvían a los televidentes. El día que nos visite el vampiro, no tendrán tiempo los franceses para tramitar tantísima sanción.
.
Porque, vamos a ver, no es normal que, en cuanto conectan con la carrera, se quede frita la totalidad de la audiencia. Semejante somnolencia requiere, como poco, un chute generoso de morfina.
.
Lo único que queda por determinar es cómo demonios nos cuelan el jeringazo.
.

6 comentarios:

emergency loan dijo...

very awsome.


emergency loan

Esther Hhhh dijo...

Capi, yo creo, francamente, que más bien es que en la dos no se han dado cuenta todavía de que la vuelta ciclista nos aburre soberanamente, y eso, unido a que la retransmiten en las horas dedicadas por tradición a la siesta, es una bomba de relojería...

Besitos y respuestas (dónde correspondían, jejeje)

lacubanadeldíatalylahoratal dijo...

...Tú espérate a que suba un poco mas el nivel de vida en España, se conviertan en europeos finos y como tales fanáticos del golf...

mjjulieta dijo...

Puede que a través de lo subliminal, aunque personalmente no creo que haya mucho de subliminal en unos culooooottteeeesssss...
(prefiero las calzonas) ejejejeje
besitos y buena siesta!

Tamaruca dijo...

Quizá por la flex-ibilidad de la licra, la flex-ión continua de rodillas, los verdes paisajes que invitan a re-flex-ionar...

Besotes muchos.

Achab dijo...

Esther:

Da igual. A los que nos parece divertido nos duerme igual.

Cubana:

Es peor la vela.

Mjjulieta:

Será eso.

Tam:

zzzzzzzzzzzzzz.......