martes, junio 01, 2010

Tobogán


Cuando yo era un minúsculo arrapiezo, los parques infantiles se construían con total indiferencia por la seguridad de sus usuarios. Nuestras posibilidades de lesión eran, por tanto, muy variadas. Un chavalín de mi generación podía, según su habilidad e inclinaciones, abrirse la crisma contra una barra de hierro, rasparse las rodillas contra el suelo de arena, clavarse una astilla en el antifonario o descubrir el vuelo sin motor desmontando de un columpio.

Todo esto ha cambiado. A pesar de las fuertes importaciones de rapazuelas chinas, el coste unitario de un chiquitín saludable se ha puesto por las nubes y no es cuestión de permitir que los niños se escamochen en el parque. Por el bien de nuestros cachorros, las traicioneras aristas han cedido su puesto a suaves curvas, el hierro oxidado al plástico de colorines, el abrasivo suelo de arena a una segura y cómoda moqueta.

En estos modernos paraísos de la seguridad y el ocio prepubescente, nada obedece al capricho ni depende del azar. Así pues, si la rampa del tobogán es un pulido espejo metálico orientado a la solana, por el bien de la muchachada será.

A fin de cuentas, si los niños son, de por sí, muy ricos, a la plancha tienen que estar imponentes.

7 comentarios:

suri dijo...

De toda la vida de dios los niños se han quemado el culo en el tobogán. Tanto proteger tanto proteger y las mamás los dejan a su aire, comiendo arena meada de los perros, que lo he visto yo con estos ojitos, mientras ellas están charla que te charla del diu y demás intimidades. Coñoya.

suri dijo...

Por cierto, mi favorito era un laberinto de hierros cruzados en forma de cubo, de alto riesgo, que ahora debe estar penalizado por algún tratado internacional.

Liber dijo...

¡¡Con patatitas, con patatitas!!!

petete dijo...

Hoy en dia se te escoña un niño y ya tienes a los padres pleiteando al propietario de los columpios.

A los ángeles de la guarda lo han sustituido los certificados CE y las declaraciones de conformidad, seguridad y garantía. Se te escoñan igual, pero los seguros de responsabilidad civil tienen mas armas en el juicio.

Achab dijo...

Suri:

Creo que su inventor está en Guantánamo.

Liber:

Quite, quite... están mejor con guarnición de verduras.

Petete:

Los niños se escoñan por definición. Es una de las constantes del Universo mundo.

Lek dijo...

Veo con alegría que hay cosas que no han cambiado todavía :)

Esther Hhhh dijo...

uhm...... Yo hay más de uno y una que me lo comería... Y no por encantadores, jejejeje...

Besitos