domingo, noviembre 21, 2010

Asociación de ideas

"[...] cuando vi una paloma que pasó de repente,
y por caso de cerebración inconsciente
pense en ti.[...]"
Rubén Darío



Es común que la gente asocie melodías con la gente a la que quiere. Yo, que soy más raro que el perro verde de un político honrado, soy incapaz de repostar en cierta gasolinera que hay camino de Pontevedra sin acordarme de la más rubia y bonita de las rubias de mi pasado.

Dicho sea en mi descargo, la mocita tiene también su canción.

5 comentarios:

Epi´tá_frio dijo...

Ay capi... machetazo a caballo de espadas... nos la damos de ácidos y en menos que canta un gallo nos alcalinizamos... Nuncius ex anima: Qué bien cincela la eternidad... Besos. P.D. Y súbale a la dosis de las gotitas por fis... que acá andamos igual, mismo bar... diferentes borrachos...

Rune dijo...

Jo... no es el tipo de entrada que esperaba encontrar aquí.

Qué bonito...

Babunita dijo...

Le será premiado, esto las señoritas lo valoran mucho.

Esther Hhhh dijo...

Fijaos Capi, en cambio, que yo que soy mucho de asociar música a gentes y momentos, acabo de darme cuenta que no os he puesto banda sonora... En cambio no dejo de recordaros junto a una deliciosa cerveza de autor.. mmmmmm...

PD:La canción de la rubita me gusta... Besos con música

petete dijo...

No conocia a Josh Ritter. ¡Gran descubrimiento!

En todo caso, yo, que también he "disfrutado" largamente torturándome viendo fotos y escuchando canciones compartidas con antiguos amores (en eso youtube te permite fantásticos viajes astrales al pasado), he acabado convirtiéndome en un ser simple e inmune. Casi se diría que feliz.

De hecho, ahora disfruto más de John Ritter:

http://www.youtube.com/watch?v=BidpxOUryNk&feature=related