lunes, enero 31, 2011

En ruta

Dicen que a quien madruga Dios le ayuda. Si el dicho tiene algo de cierto, mañana voy a litigar con Yahwé de procurador, porque tengo una Audiencia en Viveiro a las diez de la mañana y pienso dormir en mi apartamento de Vigo.

En fin, muchachos deséenme un buen viaje, que me voy a dormir.

domingo, enero 30, 2011

Vuelo parabólico


"[...]y en el sueño del tren por Redondela"

Gerardo Diego



El trayecto entre Vigo y Madrid es un tanto corto para justificar un vuelo de aeroplano. Sin embargo, en tanto la crisis detenga las obras del AVE y el talgo se empeñe en bostezar por Redondela, es la opción más eficaz y juiciosa para una escapadita de fin de semana.

La cortedad del trayecto tiene su reflejo en la curiosa mecánica del vuelo. A la manera de los vuelos parabólicos que la NASA emplea para entrenar a los astronautas en los azares de la ingravidez, tan pronto el vuelo alcanza su máxima altura el avión comienza a descender.

En homenaje a los pioneros del espacio y a riesgo de parecer más loco de lo que ya aparento, aprovecho dicho momento para dar un botecito en mi butaca. Pero no se inquieten, que no pasa nada raro. Cuando despego las posaderas del asiento tengo mucho cuidado de no batir las orejas.

jueves, enero 27, 2011

Informales pero arreglados

Como siempre que nuestros vecinos los obreros del puerto están de huelga, la dirección del despacho ha cursado orden de que vayamos a trabajar vestidos de paisano. Es curioso ver como, liberados de nuestro envoltorio oficial, aflora nuestro verdadero yo.

Esto parece una oficina de informáticos. Hasta hay uno que ha conseguido apagar el ordenador sin borrar nada.

miércoles, enero 26, 2011

Sucesión natural

¡Temblad, decadentes occidentales! A vuestras espaldas aguarda una miríada de trabajadores orientales dispuestos a trabajar el doble cobrando la mitad.

¡Temblad, confiados orientales! Detrás de vosotros voy yo.

Me daría a las drogas, pero mi escuálido salario na da tanto de sí. Además, tampoco tengo tiempo para salir de compras.

lunes, enero 24, 2011

Flower Power

Ayer aproveché el magnífico domingo soleado para pasear tranquilamente por el campo. En un momento determinado pensé:

- "¡Hay que ver lo bien que aroma más agradable! Si no estuviéramos en pleno mes de enero me parecería que huele a flores."

A flores olía. Fue cuestión de doblar un recodo y encontrar un regato con más suavizante que mi colada semanal. En fin, mirémoslo por el lado positivo. Si sobrevive alguna trucha quedará más suave que le culito de un bebé.

sábado, enero 22, 2011

Conga

En Vigo, no pican las aceras, humanizan las calles. Parecen cosas distintas, pero no lo son. De hecho, el efecto del obrón que tienen montado en mi calle es idéntico al de aquella escena de Parque Jurásico en que el agua temblaba cuando se acercaba el tiranosaurio.

Si cambias el vaso de agua por una Estrella Galicia. Y el tiranosaurio por diez diplodocus bailando la conga.

viernes, enero 21, 2011

Alta sociedad

Esta noche, después de trabajar, me he tomado una copa en la cafetería más peripuesta de Vigo. La clientela estaba a la altura local: según mi scuentas, en un total de quince parroquianos había, cuando menos, dos abogados y tres putas.

Eso es lo que yo llamo una clientela selecta. Hay círculos en el averno que no la tienen mejor.

miércoles, enero 19, 2011

Malo malo

Ya lo decía el emperador Francisco José de Austria: "ningún hombre es enteramente malvado salvo Leopoldo de Bélgica".

No siquiera Silvio Berlusconi es unívocamente malo. El tipo será un mangante prepotente y putero pero debe de ser un tipo ordenadísimo. Con decirles que, para investigar si el energúmeno contrataba los servicios de prostitutas menores de edad, le quieren preguntar a su contable...

Claro, que igual le pasaba los gastos para deducírselos de la renta. Capaz es de haberlo intentado.

Con una sonrisa


Y eso es todo lo que les puedo leer.

martes, enero 18, 2011

Dos noticias

Esta entrada contiene una mala noticia y otra buena. La mala es que son las mil de la noche y aún no tengo la entrada escrita. La buena es que mis jefes no han tenido nada que ver.

¡Hip, hip, hurra!

domingo, enero 16, 2011

Ben Alí


Cuando visité Túnez, hará ya una década colmada, todos los comercios exhibían en destacado lugar una fotografía del presidente Ben Alí. Bien es sabido que, cuando tal cosa sucede, sólo caben dos opciones: o bien dicho presidente es muy bueno o bien, y esto es mucho más probable, el gerifalte de marras es más malo que la quina.

En cualquier caso, la anécdota es otra. En el enésimo tenducho que visitamos, uno de mis compañeros de viaje se encaprichó de la versión más barroca y encomiástica del retrato del líder. Decidido a hacerla suya, el antojadizo turista regateó profusamente con el tendero hasta que este se la vendió por un precio exhorbitado que le permitiera comprarse otra de inmediato y gastarse el beneficio en té de menta y babuchas bordadas con camellos y palmeras.

Una mala inversión, sin duda. Tal y como están las cosas en Túnez, ahora le regalarían medio kilo de fotos a condición de ocultar su procedencia.

sábado, enero 15, 2011

De cómo el mundo es una ría y la vida es un fletán


Mis vagabundeos sabatinos por los puestos del mercado me han permitido deducir una importante regla del comercio vigués. Cuando un tendero quiere elogiar la calidad de su pescado te dice que es de la ría. Da igual que el bicho sea lenguado, bacalao, salmonete, acedía, raya o fletán. Si es del bueno es de la ría y sanseacabó.

Veremos cuánto tarda en extenderse el sistema a otras ramas del comercio, porque el día que me ofrezcan solomillo de buey de la ría me pienso llevar cuarto y mitad.

jueves, enero 13, 2011

El otro chiste del abogado

Lo bueno de esta profesión es que nadie me puede negar que soy un hombre de muchos recursos.

Para mañana mismo tengo que terminar tres...

miércoles, enero 12, 2011

Saber y ganar

El presidente del Partido Popular, don Mariano Rajoy Brey, sabe que, en Asturias, ha elegido a la candidata perfecta.

Otra cosa es que sepa cómo se llama. Pero no se puede saber todo.

martes, enero 11, 2011

Alto el fuego

Por la presente les comunico que declaro un alto el fuego indefinido e internacionalmente verificable y prometo no escribir más hasta que escriba de nuevo.

Que tengo sueño y me voy a dormir, concho.

lunes, enero 10, 2011

Vecinos

No volveré a quejarme de los ronquidos del vecino. Por lo menos tienen un origen claramente humano. Lo que suena ahora parece un gato violando a un serrucho sobre una mecedora rota.

Tengo miedo, mucho miedo.

domingo, enero 09, 2011

El vecino de al lado es un pinnípedo en celo

La gente que duerme en compañía corre siempre el riesgo de que su compañero de cama empiece, sin previo aviso a bufar como un orfeón de plantígrados. Contra tales males existe un remedio prescrito por la costumbre y sancionado por la experiencia que consiste en mover al aspirante a oso, chasquearle al oído o, en caso de pertinaz contumacia en la ofensa, propinarle un buen codazo en las costillas.

Cuando el que ronca como un motor de transatlántico es el inquilino del apartamento contiguo, la cuestión se vuelve más peliaguda. En primer lugar, porque el infractor no está al alcance del codo. En segundo, porque un tipo cuyos bufidos traspasan los tabiques con semejante facilidad ha de tener, cuando menos, la envergadura y consistencia de un elefante marino.

De momento le voy a dar un margen de confianza. Si me vuelve a sabotear la siesta con rebuznos hiperbólicos, contraatacaré con música de Wagner.

jueves, enero 06, 2011

Navajazo segundo

Ingerida la última docena larga de navajas persiste el problema de eliminar el olor a mariscazo reconcentrado que invade mi apartamento. Abrir las ventanas y sacar la basura podría ayudar considerablemente, pero hace frío y llueve a manta de Dios.

Resignación. Si a alguien me dice mañana que huelo raro contestaré que me pasé la fiesta pescando en la ría.

miércoles, enero 05, 2011

Las navajas.. de Albacete

Las ofertas del supermercado no están pensadas para los hombres solteros. Por hacer caso de una me voy a pasar tres días comiendo y cenando navajas a la plancha.

Menos mal que les convencí de cambiarme el 3x2 original por un asumible 2x1. De lo contrario les hubiera tenido que hacer un hueco en el desayuno.

martes, enero 04, 2011

Corbata


En cierta ocasión, el jefe de jefes señaló que, probablemente, mi yo extralaboral era idéntico al laboral con la salvedad de no lucir corbata.

No sabe el buen hombre, lo equivocado que está. Ayer, sin ir más lejos, me acosté con la corbata puesta.

lunes, enero 03, 2011

Cigarrito

La nueva ley antitabaco ha dejado a los españoles sin una de sus más queridas aficiones: el descanso del cigarrito a media mañana. En justa contraprestación, les ha devuelto el placer de chivarse a la Inquisición.

Un cigarrillo que se apaga, una hoguera que se enciende. España y yo, señora, somos así.

domingo, enero 02, 2011

Contad los muertos


Existe una anécdota, probablemente falsa, que se usa con frecuencia para ilustrar la bravura de los tercios de Flandes. Acabada la batalla de Rocroi, donde los españoles recibimos la del pulpo, un inoportuno francés se paseaba entre los heridos recogiendo información para elaborar la crónica del día.

En desempeño de su labor estadística, el desconsiderado galo consideró adecuado preguntar a un agonizante capitán español de cuántos hombres se componía su unidad. Desdeñoso y altivo, el moribundo extendió su brazo y, abarcando con su gesto el campo, replicó:

- Contad los muertos.

A veces, cuando paso revista por las bitácoras que tengo enlazadas, padezco igual sensación que el puntilloso militar ibérico, pero no se preocupen, que esta página dista mucho de agonizar. Por mucho que las bitácoras anden de capa caída y sus escritores de antañose dediquen de presente a distintos pasatiempos, el menda sigue al pie del cañón.

No en vano, mi parsimonia ante el cambio de circunstancia es verdaderamente proverbial. Con decirles que llevo barba porque le gustaba a una rubia que me ponía ojitos allá por el año dos mil cinco ya se lo he dicho todo.

sábado, enero 01, 2011

Madrid-Galicia

Mañana me voy de casa temprano para no llegar demasiado tarde a casa.


Suena muy esquizofrénico, pero es la verdad.