lunes, diciembre 22, 2008

Ciento cincuenta millones deeeeeeee peseeeeeeeeeetas...


El monótono sonsonete de los niños de San Ildefonso me traslada de golpe a la infancia.

El último día de clases coincidía a menudo con el sorteo de Navidad. De camino al colegio, la salmodia de premios emanaba cansina de la radio del autobús. El jaleo ordinario de sesenta escolares se teñía con un vago presagio de urgencia vacacional. Era un día de poca enseñanza y aprendizaje nulo: la Navidad inminente atascaba los enganajes de la escuela.

Las vacaciones empezaban a la salida del comedor. A modo de despedida o felicitación, las cocineras repartían una barrita de guirlache envuelta en papel azul. El sabor era empalagoso e incierto. Su materia gomosa se soldaba en los dientes con imposible solidez.

A mí, pese a todo, me encantaban. Aquellas barritas tenían sabor a vacaciones.

7 comentarios:

polska dijo...

Mis 22 siempre eran el primer dia de vacaciones. Chincha!

Y terminabamos con alguna funcion en el salon de actos

Esther Hhhh dijo...

Aish, Capi, pero que nostálgico os pusisteis... Yo también recuerdo cuando de pequeña, el sorteo coincidía con el último día de clase... El día 22 sigue teniendo ese sabor especial, es curioso, y eso que hace mucho tiempo que dejó de ser un día festivo... Pero los niños siguen cantando ¿será la esperanza de que ellos lo vuelvan otra vez festivo, lo que le sigue dando sabor?

Besitos

lacubanadeldíatalylahoratal dijo...

¡Lo que es el infinito poder de la subjetividad y la experiencia! A mí los alrededores del sorteo me provoca una tristeza...por los demás...

Achab dijo...

Polska:

¡Enchufada!

Esther:

Lo mismo es que les pagan.

Cubana:

¡Jo! Ya lo siento...

bạn park dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bạn park dijo...

Raised by Caesar's influence to the offices of quaestor, augur, and tribune of the plebeians (50 BC), he supported the cause of his patron with great energy. Caesar's two proconsular commands, during a period of ten years, were expiring in 50 BC, and he wanted to return to Rome for the consular elections
sam hughes tucsonMovers San Francisco

seo san francisco dijo...

I just finished to read your post and couldn't leave it without my attention, so I decided to say how I enjoyed these words and idea while I was reading it. Thanks.