viernes, diciembre 12, 2008

El Gran Masturbador

Visto el poco aprecio que le tienen al hip-hop monovocálico como método para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual, aprovecharé la ocasión para comentarles un medio alternativo de histórica raigambre y artísticas consecuencias.

El padre de Salvador Dalí, notario del mismo nombre, era un tipo de firmes y disciplinadas costumbres. Para evitar que su talentoso retoño frecuentara las casas de mala nota -los artistas, es bien sabido, son muy dados al vicio de la carne- el notario se consiguió un manual médico ilustrado y procedió a asustar a su hijo con la contemplación de chancros horribles y espantosos genitales supurantes. Es difícil calibrar qué efecto hubiera tenido la medida en una persona normal. En el hiperestésico y psicótico pintor de Figueras la contemplación de aquellas salvajadas inguinales provocó una invencible repugnancia por la carne ajena.

Por eso, cuando se enamoró de Gala, la mujer del poeta Paul Éluard, Salvador encontró natural expresar el amor que por ella sentía en un cuadro titulado, precisamente, "El Gran Masturbador".



A decir de los especialistas, el cuadro debe leerse del siguiente modo. A Dalí le gusta Gala -ambos están simbolizados en las figuras que se abrazan en la playa. Es más, pensar en ella le genera una gran excitación sexual -león con lengua fálica, figuras humanas en la esquina superior derecha-. No obstante, la intimidad de los cuerpos sigue produciéndole bastante asco -saltamontes devorado por las hormigas-, de modo que prefiere ofrecer el meneo de su metafórica sardina- título- como forma más pura - por eso el lirio- de su amor.
.
El notario podía presumir del resultado de su terapia. Su hijo estaría como un cencerro, pero la sífilis no la contraía ni de casualidad.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

No es Dali el enamorado?? Los personajes deberian estar invertidos...

glenclous dijo...

Lo que no podía saber el señor notario es que unos años después aparecería la penicilina para tratar la sífilis, pero no una pastillita mágica que curase los traumas.
Tenga usted en cuenta cosas como esas cuando apruebe la opo y tenga retoños.

Tamaruca dijo...

A nosotras las monjas nos ponían el famoso "vídeo del aborto" en el cual se ve como un ¿médico? macabro saca un bebé a trozos ayudado por un río de sangre y placenta. Y aún así, ninguna de las de mi curso (que yo sepa) dibuja cosas tan raras. Un poco blandengue me parece a mí el señor Dalí.

Vir dijo...

Nada más leer el título he pensado: «¡Ay Dios! Me han cambiado al Capitán». Pero no. ¿Y no te sabrás alguna historia con cinturones de castidad?

Anónimo dijo...

Yo tambien he visto el vídeo que dice Tam...cosas de las monjas.
Este señor era un genio,si, pero no tenia fama ( corríjanme si me equivoco) de tacañísimo, piradísimo y coprófago???????????
Amos, una joya, oiga.
Criaturilla

Nicanica dijo...

Capitán, qué prodigio. Usted, digo. Lo de la sardina me llegó al alma.

J. eMe. dijo...

Agudo y acertado, mi capitán.

Pablo dijo...

pues que yo sepa Dalí ya tenía a su disposición los maravillosos condones de latex. Podria haberse librado del trauma si el ministerio tuviera un publicista mejor, visto lo visto no han aprendido mucho desde entonces

lacubanadeldíatalylahoratal dijo...

Oiga capi, usted que pinta y eso ¡no se le vaya a ocurrir!
Hablando de amor, quería preguntarle ¿Es cierto que los mejores edredones del mercado son los rellenos con pluma de Éider?...¡pobrecitos!

Noa dijo...

yo he leído que, gracias al manual de su padre, lo que hacía Dalí cuando se iba de putas era pedirles a ellas que se desnudaran en una esquina de la habitación... Y él se ponía en la esquina opuesta mientras se autogestionaba para evitar que los bichitos saltan de las putas a él.

mjjulieta dijo...

el sr. dalí heredó la imaginación de su padre, quien no se conformó con decirle a su vástago que se quedaría ciego sino que se tomó la molestia de enseñarle un libro.

eso es más de lo que la mayoría de los padres hacen por sus hijos. equivocada la terapia o no, al menos, a éste le salió genio.

besitos castos.

Misia dijo...

Odiaba explicar a Dali en las visitas guiadas. Sobre todo cuando tenías un grupito de viej... ancianas en las que todo era oir "ah, qué barbaridad, qué pervertido, qué asco de hombre".

Estoy deseando ver qué pasará ahora cuando, por cambio de orientación laboral, tenga que explicárselo a unos adolescentes hormonados.

Achab dijo...

Anónimo:

Es el enamorado, por eso tiene fantasías felatorias.

Glenclous:

Yo les eneseñaré el Código Civil para que salgan ingenieros.

Tam, Criaturilla:

Si ustedes fueran Dalí incluso les gustaría.

Vir:

Incluso un chiste.

Nicanica:

Eso es que le gusta el pescado.

J. eMe:

Asias mil.

Pablo:

Es que el rap en el año 29 no estaba de moda.

Cubana:

Pero es del éider real. Otro pato, vamos.

Noa:

Que no es mal método profiláctico.

MJJulieta:

¡Que alguien le enseñe una autopsia a Barceló!

Misia:

Que intentarán abusar de ti en pleno museo. Hay cosas peores.

Vir dijo...

Pues cuente cuente, no se corte...