miércoles, enero 07, 2009

A la moda de Winchester

Hasta bien entrado el siglo XIX, las clases pudientes de la Pérfida Albión se educaban mediante tutores a domicilio. En época victoriana, sin embargo, se pusieron de moda los internados. Tanto los aristócratas rurales como los industriales adinerados comenzaron a mandar a sus retoños a Eton, Rugby y otras escuelas que, si bien fueron fundadas para educar a los pobres, pronto se sumaron al más rentable negocio del acento pijín y los uniformes elegantes.

La dirección del Winchester College, fundado en 1382 por el obispo William de Wykeham, deseaba adherirse a la nueva tendencia y dejar para otros la poco gratificante tarea de educar a los menesterosos. Un obstáculo lo impedía. El dichoso obispo Wykeham había dejado bien clarito en las cláusulas de fundación que la escuela estaba destinada a "pobres y necesitados". Escaso obstáculo para una mente resuelta. El director, tras empollarse las mencionadas cláusulas, concluyó que nada obstaba en ellas para acoger en sus aulas a los hijos de los potentados:

"Estos alumnos son, qué duda cabe, los pobres y necesitados cuyo cuidado nos encomendó el obispo. Los que son ricos son sus padres. Los muchachos, en tanto no hereden, pobres y necesitados son."

La ministra de Defensa, doña Carme Chacón, que no ha estudiado en Winchester porque es de Esplugues de Llobregat, se presentó ayer en la Pascua Militar vestida con un esmoquin de diseño -medio vaso largo de Victor o Victoria con un suave golpe de Lili Marleen. La indumentaria de la ministra no hubiera sido objeto de mayor comentario si las invitaciones cursadas no hubiesen exigido traje largo para las asistentes.

Desde el Ministerio han explicado el asunto al mejor estilo de Winchester: las invitadas tenían que vestir con traje largo; las protagonistas, doña Carme lo es por definición, podían ir como les saliera de las gónadas. Si la ministra se presentó vestida a la Dietrich, en su derecho estaba.

Ya pueden agradecer los militares que no apareciera con deportivas blancas y un chandal del Barça, ropa muchísimo más cómoda y, según parece, igualmente apropiada para la ocasión.

6 comentarios:

glenclous dijo...

Nota bene la bonita prosa de pedrojotacalvorota: http://www.escolar.net/MT/archives/2009/01/la-etiqueta.html

ana dijo...

Querría dejar claro la señora ministra quién lleva los pantalones en el ejército español. Eso sí, los pantalones, largos eran.

Saludos.

suri kata dijo...

Hombre, la verdad es que mandar firmes con un modelito de raso rosa y churriflús hasta los pies, como exige el protocolo, también iba a quedar un poco raro.

Vir dijo...

Por lo visto, según los entendidos, es un esmoquín de mujer como los que puso de moda Armani en los 90s y entraría dentro de la definición de "traje largo". De todas formas se habla más de lo que ha llevado la ministra que del mensaje de Pascua militar... La Mass Media sigue sorprendiéndome. Olé!

Achab dijo...

Glenclous:

¿y qué tenía de malo el chaqué de PJ? ¿O insinua acaso el señor Escobar que al ser su mujer propiedad suya puede vestirla como quiera?

Ana:

Hasta el tobilllo.

Suri:

Pues nada, que diseñen un uniforme de ministra.

Vir:

Si se preenta en bermudas los "expertos" dirían lo mismo.

Er-Murazor dijo...

Vir, no es que se hable más del traje de la ministra que de la Pascua Militar. Es que si la ministra llega a ir vestida como todos esperaban, puede que en los mass media ni se hubiera hablado de la Pascua Militar. Los Mass necesitan una dosis de carnaza entre noticia y noticia, o no los ve nadie. Eso parecen pensar ellos, al menos.