lunes, octubre 04, 2010

Haciendo amigos

Hacer amigos en una ciudad extraña puede resultar muy complicado, en especial si tus compañeros de trabajo dedican su tiempo libre a reproducirse y no dejan hueco para amistosas francachelas.

Ciertamente, tienes la opción de bajar a un bar, buscar un grupito de mozas de amigable aspecto y acercarte con una sonrisa de oreja a oreja, pero tales aperturas llevan con más frecuencia al dormitorio que a la bolera y mi objetivo inmediato no consiste en bailar la lambada horizontal.

De emplear dicha táctica con una piara de maromos mejor no hablamos. En el peor de los casos podría acabar igual.

6 comentarios:

petete dijo...

Yo estuve unos años trabajando fuera de mi ciudad, y me volví un ser disfuncional adicto a los blogs.

Y ni siquiera fuí capaz de crearme uno....

Cris dijo...

Como residente de Vigo y lectora habitual de tu blog (en la sombra) me ofrezco para acompañarle a la bolera cuando usted quiera.

otra lectora en la sombra dijo...

En el blog de SG hay varios "remeros" de la zona. Ponga allí el anuncio, Capi.

Humberto dijo...

Hola, entré a tu blog por casualidad. Me pareció muy didáctico e interesante, no quería salir sin felicitarte.
Un abrazo desde Argentina.
Aprovecho para invitarte a mi blog, que es de literatura, pero tal vez te interese.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com

Achab dijo...

Petete:

Pero comenta, que es bueno.

Cris:

Oferta aceptada.

Otra:

Pues mala idea no es.

Humberto:

Bienvenido sea.

Cris dijo...

Pues mi mail es mahira18383@gmail.com. Cuando quiera, póngase en contacto.