viernes, septiembre 08, 2006

Asesino pero coherente

Ayer andaban juzgando en la Audiencia Nacional a un tal Iñaki Bilbao, terrorista de profesión. El tal Iñaki, una versión eusquérica, fondona y homicida de Mr. Proper empleó con donosura su turno de palabra. Puesto que el fiscal le acusaba de amenar a un juez, aprovechó dicho momento procesal para comentarle al juzgador que le iba a arrancar la piel a tiras y pegarle siete tiros. A mí me pareció oir que también decía que iba a defecar en el kilómetro 5,5 de los cuernos del juez, pero de esto último no se fíen, que mi oído es tan duro como fértil mi imaginación.

En cualquier caso, los hechos demuestran que nadie es completamente malo. El tal Iñaki será un asesino, un terrorista, un zafio, un grosero, un animal y una vergüenza para la especie, pero facilita un montón la prueba de sus delitos, con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero. Que le acusan de amenazas, pues amanaza in situ, para su más fácil prueba. Visto su modo habitual de proceder, supongo que si algún día le imputan una violación, procederá en juicio a meterle mano al fiscal y sodomizar al alguacil.

Lo que yo les diga, un canto a la economía procesal.

10 comentarios:

Leon dijo...

Si no fuera porque tengo simpatía por los gorilas y chimpancés, diría que el sujeto ese se quedó a mitad de evolución, como se suele decir, todavía no bajó del árbol. Un auténtico descerebrado.

Fernando* dijo...

Segun he oido en la radio esta tarde es muy comun que los acusados de amenazas, maltratos y ya son muy conocidos en los juzgados por pasar a menudo por alli, suelen comportarse de esa forma, amenazando a todo el mundo, hasta al público. Mi hermana asistió a un juicio trafico de drogas cuando estudiaba derecho ("estudió" derecho 1 año) , y lo confirma. Lo que pasa es que les cortan el micro, pero ayer hubo un fallo tecnico y el juez no podia cortarlo sin cortar a la vez al fiscal que estaba hablando en ese momento.

Lek dijo...

Yo le metía en la cárcel y que los presos le desollen... sin forzar.

Esther Hhhh dijo...

A veces me sorprende vuestra capacidad para manejar el cinismo con soltura y en la medida justa, diciendo las cosas claras. Mi querido capitán, bien es cierto que no hay mal que por bien no venga, y este "individuo" (permitidme las comillas) sin duda fue un buen ejemplo de este viejo refrán, pues su mala actuación fue en verdad buena para encarcelarlo sin dudas, lo triste es que las penas en España sean tan vergonzosamente fáciles de salvar.
con lo hermosa y poética que era la cadena perpetua...
Besitos

Lluna de foc dijo...

Me encanta como narras con tanto humor estos hechos, sacando así alparte tant cruel y la cruda realidad.

Awake at last dijo...

¿Te puedes creer que yo pensé algo muy parecido? Después de todo, aún queda algo de mis cuatro añitos de derecho, quién lo hubiera imaginado, XDDDDD

Gin dijo...

Si es verdad, caramba, el hombre venga a colaborar y nadie se daba cuenta.

Achab dijo...

León:

Si el problema es que de vez en cuando se baja del árbol a pegar tiros.

Fernando*:

Pues eso debió de ser.

Lek:

Con educación, eso sí.

Esther:

Espero que cuando cumpla condena no le pierdan mucho de vista los policías, no sea que le dé por cumplir lo que amenaza.

Lluna:

Estas cosas no hay otro modo de digerirlas que con un poco de sorna.

Awake:

Todo permanece, señorita.

Gin:

Si es que hay muy mala fe.

The_Pressident dijo...

Esto solo sucede en España. Spain is diferent

Lek dijo...

Y con talante... por detrás y por delante...