miércoles, septiembre 13, 2006

El übercrecepelo

Soy la víctima de un agravio comparativo: el estado de conservación de mi cabellera es más que razonable para un varón caucásico de mi edad, pero como tengo un hermano que parece el primo piloso del dios Pan, mi madre ha llegado a la conclusión de que parezco una alopecia severísima en grado cuasi-inhabilitante para el trato con los demás humanos.

Por ello, presa de honda preocupación, mi progenitora ha buscado el ungüento definitivo con el que asaltar mi aún poblada mollera: el padre de todos los crecepelos, el cabellador máximo, el fertilizador incansable de calvas, en definitiva, el übercrecepelo. La reórdiga, vamos.

Según el prospecto del potingue, son tan grandes sus poderes propilosos que nada más aplicarlo debe procederse a un concienzudo lavado de manos para evitar la aparición de vello en la palma de las mismas. Es la mejor balandronada de vendedor que he oído desde aquello de "esta pared no tiene ventanas, pero por fuera tiene unas vistas maravillosas".

De todos modos, esto del nacimiento de pelo en lugares no deseados, por muy increíble que me resulte, la verdad es que acojona un poco. Mejor será ponerle una vela a Teo y que emplee sus minipoderes divinos en contrarrestar el ungüento, porque conociendo cómo se las gasta Murphy, puede que no haya otro medio de evitar que me transmute en el primo leguleyo del yeti.

12 comentarios:

Gin dijo...

Bah! mientras no le salgan pelos en la lengua...

PD.- me gustan los calvos

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

Pues no recuerdo yo tu cuero cabelludo, la verdad...

Si funciona, fórmula magistral, que lo anuncie Pene y para las pestañas os forrais.

papa pan dijo...

Sí, o el Yeti en tu primo lampiño.

Aunque siempre puedes formar parte de la propaganda de una clínica de depilación.

Por si acaso úntala con espátula.

En espera de tus noticias...

Marga F. Rosende dijo...

Puñetero me haces reir incluso sintiendome la persona mas cansada del planeta a estas horas.
Un beso capi, pasame un poco de crecepelo pa dármelo en las pestañas.
Chau

Esther Hhhh dijo...

Madre del amor hermoso (y eso que esta frase la dedico sólo a mi querido amigo Alf en sus crónicas de un soldado fanfarrón) Hacedme un favor Mi querido Capi, no os pongais eso, no vaya a ser que acabe perdiendo lo que tiene, que vayamos a saber que tendrá... Lo mismo es de baba de caracol, o de moco de vaca, o de jugos gástricos de ameba... En fin vos, por si acaso, no os lo pongais.
Besitos

The_Pressident dijo...

espero que te vaya bien el crecepelo y si te va fenómeno me lo pasas,jajjaja

el necroscopio dijo...

Oye yo tengo una barbita estrábica que me gustaría igualar, si te funciona nos dices...
Un saludo

Lek dijo...

Por lo que yo sé, levadura de cerveza y alcohol de romero... lo primero va en pastillas y lo segundo huele que tira para atrás.

A mí llegaron a esa conclusión hará un par de años y desde entonces no me libro de ambos productos (que, casualidades de la vida, vende mi hermana mayor).

missangria dijo...

mucho mejor lo de la vela a Teo, porqué eso de tener velludas las palmas de las manos....queda un poco feo, la verdad.
Saludos.

Achab dijo...

Gin:

No creo que eso me pase.

Wendy:

quita, quita, que en el ojo seguro que escuece un montón.

Papa Pan:

Bueno, lampiño en pla Mr. Proper no quedaría tan mal.

Marga:

Te reservo un dedal.

Esther:

Si yo no m elo pongo. Mi madre me asalta a traición.

The_pressident:

Si funciona lo vendo al peso.

Jatqlz:

Pues pa ra eso lo mejor es la tinta china, que rellena las calvas una barbaridad de bien.

Lek:

Con lo guapo que voy a estar yo calvete...

Missangría:

Un poquito bastante.

florecilla de alcanfor dijo...

Pruébalo con Teo. Si le sale bigote a la obsidiana, échate a temblar.

Achab dijo...

Florecilla:

Gran idea.