domingo, octubre 18, 2009

La desconocida

Mi madre me intercepta con una mano en el pomo de la puerta:

- Achabín, ¿sales?

- Sí, voy a tomarme un cafelito.

- ¿Solo?

-No, con leche.

- Ah, bueno... ¿y esa quien es?

De verdad que no sé qué he hecho para ganarme esta fama.

5 comentarios:

criaturilla dijo...

jajajja, qué bueno lo de tu madre...

Grénmabar dijo...

¿El nombre en clave de una enfermera en un banco de esperma?

(festivaaaal del humoooor...)

Esther Hhhh dijo...

Vuestra madre, que os conoce demasiado, jejejeje.... Decidme, mientras manteníais esta conversación, acaso ¿había una rubia dama esperando al otro lado de la puerta, o tal vez en la calle y en algún lugar visible desde el balcón? Ya sabéis, las madres lo saben, lo oyen y lo ven todo, absolutamente todo.

Besitos

YoMisma dijo...

No eres tu, es tu madre.

Estoy de acuerdo con todos los demás.

Saludines,
YoMisma

Achab dijo...

Criaturilla:

Me vigila...

Grénmabar:

No, de esas no conozco ninguna.

Esther:

¡Qué va! Me esperaba un harén de pelirrojas sado vestidas de cuero.

YoMisma:

¿Estás de acuerdo con lo del esperma?