domingo, octubre 25, 2009

Orden


Como es fácil deducir, mi ordenador funciona de nuevo. El mérito corresponde a mi hermano, que es un ingeniero bastante competente y consigue que este ingenio paleolítico mantenga el tipo.

Para celebrar la completa recuperación del paciente electrónico, decidimos programar una saludable mañana de tenis. Seis-cuatro, seis-tres y parada frente a la máquina de refrescos:

- Starbucks, sácame agua.

- ¡Ups! Agotada

- ¿Aquarius?

- No queda.

- ¿Nestea?

- De eso sí hay.

Hay quien dice que en este club de tenis somos un poco pijos.

Lo dirán por el blanco uniforme y la hierba cortada con mimo... mas se equivocan. Lo que somos es muy ordenados.

Tanto que la bebida se agota por riguroso orden alfabético.

7 comentarios:

Grénmabar dijo...

Sorprendente, Capi.

motero dijo...

Aaaaaaah!

Es por eso que se les llama personas de orden.

Anónimo dijo...

Puede que se acabe antes el más barato...no?

Irene dijo...

jojojojo, no te imaginaba pijo XD


Por cierto, al decir "este ingenio paleolítico" no he podido evitar recordar aquella vez que, en tercero de carrera (yo, y la persona a la que voy a hacer referencia), hablaba con una de mis compañeras de piso, y le decía a propósito de mi pentium II, que era un trasto bastante antiguo, vamos, concretamente dije que era del pleistoceno, y añadí, por eso le llaman pc, por Pleisto-Ceno, y dijo, ¿siiiiií? no lo sabía!!!

O_o


Lo dijo en serio!!!


Me quedé con el culo torcido, que dirían en Muchachada nui...

Grénmabar dijo...

Irene... ¿Estás seguras de que eran personas? Mejor dicho: ¿Estás seguras de que ERAN?

Si ERAN, opino que la Naturaleza produce frutos cuya existencia carece de sentido.

Achab dijo...

Grénmabar:

Misterios, muy misterioso...

Motero:

No, eso es porque leemos mucho a Kant.

Anónimo:

Difícilmente. Todo cuesta un euro.

Irene:

¿Me imaginabas con rastas? Di que sí, di que sí, di que sí...

Irene dijo...

En realidad... de ninguna manera en especial, no sé, no me había parado a pensarlo... :)