miércoles, octubre 14, 2009

Bacantes

Si la Biblia no está muy de moda, Eurípides ya ni les cuento. Una lástima. El tipo escribía como los ángeles y hoy quería hablar de una de sus tragedias a cuenta del sin dios que tienen organizado en el PP de Valencia.


En "Las Bacantes" Eurípides narra los conflictos del dios Dionisos -más conocido por Baco- con la rama mortal de su parentela: la familia real tebana. Las relaciones familiares del tal Dionisos eran bastante complicadas. Su padre, el divino Zeus, se había cargado a su madre, la mortal Sémele, por un estúpido accidente. La familia de la difunta, que en principio debiera haberse ocupado de educar al muchacho dudaba de la fliación del mozo -lo mismo podía ser hijo de un dios del Olimpo que de un butanero de Bucarest- y el chico acabó por criarse a su aire con los faunos del monte.

Tras un periplo por Asia, donde adquirió plena conciencia de su condición divina, Dionisos regresa a Tebas para convencer a la familia de su condición de dios. Consigue un éxito parcial. Las mujeres tebanas se ponen hasta arriba de morapio y cumplen con los ritos del culto báquico, pero su primo, el rey Penteo, lo toma por un farsante organizador de orgías y lo manda encarcelar. El joven dios se amosca un tanto y dispone que su real pariente sea descuartizado por un grupo de fieles adoratrices, las bacantes del título, lideradas, por si no era bastante tragedia, por la madre del propio rey.

Así pues, cuando esta mañana he leído en Libertad Digital que el "cargo de secretario general [del PP valenciano] quedará bacante" (sic) no he podido dejar de hacerme una pregunta.



¿Será mala ortografía o será peor intención?


-ooOoo-

P.D. Si quieren presenciar otra muestra de descuartizamiento báquico a calzón quitado, dense una vuelta por la edición digital de Público y échenle un vistazo a los adorables comentarios que dedican los lectores al profesor Jesús Neira. Un par de copitas más y lo despellejan en el monte.

5 comentarios:

Hans dijo...

Dilecto Captain, constato que lee V. el órgano de agitprop de la ultraizquierda más nefanda. También yo lo hago: creo que en España, inexistente un periódico digno y no sesgado, es menester leer de varias fuentes para, promediando, llegar a disponer de una aproximación a la realidad que guarde un mínimo parecido con ésta (aparte del muy saludable ejercicio de tolerancia que comporta).
Me preguntaba, no obstante, si también V. sufre arcadas cuando constata el nivel de manipulación cuasiestalinista en que incurre 'Público' con desagradable frecuencia, y si dichas arcadas se simultanean con cuasisollozos al tomar conciencia de las gravísimas limitaciones intelectuales (a todos los niveles) de tantos de sus comentaristas. Más que nada, por saber si es normal o si debo preocuparme.

motero dijo...

Yo es que soy más partidario de celebrar una hecatombe con representantes de muy diversas opciones políticas como víctimas propiciatorias.

Claro que revisando mi anterior comentario empiezo a sospechar una cierta fijación con el sacrificio de bóvidos.

A pesar de ello y respondiendo a la pregunta que me hacía capitán, soy más de otear el horizonte desde la cofa, o bregar con las jarcias que de empuñar un arpón.

Saludos capitán.

ostra dijo...

Al PP le crecen los enanos. Y mientras tanto, al paro, al Faisán, al Millet, ni caso.

(Hans, opino lo mismo, es un panfleto. Pero le gana éste)

petete dijo...

Joder Capi. Por un momento pensé que nos habíamos vuelto todos gilipollas.

Esta claro que entre los lectores de Público se puede encontrar bastante tarado, y de hecho algunos comentarios son de juzgado de guardia (me conmueve cuando todo se arregla con un FASCISTA), pero afortunadamente, tambien se pueden leer muchos comentarios criticando a los exaltados.

En fin, que me has hecho leer Público, ya te vale......

Achab dijo...

Hans:

Mi reacción habitual con Público es la risa. Pero hace tanto que perdí la fe en la especie...

Motero:

Si eso le nombro capellán del barco y sacrifica bichos de vez en cuando.

Ostra:

¡Arránqueme los ojos! ¡Qué cosa, por favor!

Petete:

Si es muy divertido, hombre.