martes, octubre 27, 2009

Que se mueran los guapos

Como bien saben los seguidores de Tintín y los de Gioachino Rossini, la urraca es pájaro que se tira a lo que más brilla. El ser humano, cuando menos, lo intenta.


En tiempos del emperador Calígula vivía un romano de singular belleza. Se llamaba Esio Próculo, pero sus conciudadanos, por su cara de angelote y su escultural cuerpo de atleta lo apodaron "El Amor Coloso". Cuando Próculo entraba a los espectáculos públicos la gente se desentendía del escenario y se giraba para observar al hermoso latino. Calígula, que gustaba de ser el niño en cualquier bautizo y aborrecía la competencia, dispuso que el pobre Esio fuera el muerto de su propio entierro y lo mandó degollar.

Supongo que, después de aquello, la gente aprendería a mirar al frente y dejarse de flirtear con los mozos guapos en presencia del jefe. No obstante, cuando no se pueden tomar las severas medidas del perturbado emperador narcisista, la naturaleza humana vuelve a su original estado y todas las miradas se vuelven al guapo.
Miren, si no, lo que ha pasado en la cena previa a la entrega de las Medallas al Mérito en las Bellas Artes. Llenan un hotel de Santander de pintores, cocineros, literatos y actores de fama y todos los fotógrafos se lanzan en plancha sobre Francisco Rivera Ordóñez, torero de discutible mérito pero muy guapete vestido con traje y corbata azul.
.

Y mira que la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, y el cantante Miguel Bosé hicieron lo imposible por llamar la atención de los presentes asistiendo en pijama a la recepción...



Pero nada, no hay tutía. Todos a hacerle la rueda al Amor Torero.
.
Como las urracas, se lo digo yo.

8 comentarios:

blondie dijo...

Sencillos y campechanos, como el que entregaba las medallas

Esther Hhhh dijo...

Oíd, Capi, lo cierto es que les sienta muy bien el pijama a la ministra y al cantante... Aunque yo, fijaos lo que os digo, al cantante se lo quitaba... No sé, llamadle manías si así lo queréis, jejejeje...

Besitos

Grénmabar dijo...

Secundo a Esther enérgicamente.

petete dijo...

Bosé: machoman ibérico, tierno y varonil al 50 %.
Déjense de pingüinos y adopten uno...
Yo el mío lo regalo junto a mi colección de pañuelos llenos de mocos

http://santiagonzalez.blogspot.com/2009/10/una-cierta-superioridad-moral-hace-unos.html

Por cierto Capi, ¿que le pasaba a su ordenador?

petete dijo...

Vaya, parece que Bosé no puede dejar de abrir la bocaza

Pero vamos, que a mi un tio que viste como Hugh Hefner no me cae mal, que conste... }:-P

Lo del engendro que está a su lado ya es otro cantar...

Achab dijo...

Blondie:

Más monos...

Esther, Grénmabar:

Yo que ustedes me lo miraba...

Petete:

Técnicamete el bocazas es su amigote.

Hans dijo...

Me ha gustado mucho la referencia castafiórica.
Y me ha dado mucha grima lo de Sinde y Bosé. Ay, Dios mio, qué exhabruptos estéticos, la madre que les parió...

Hans dijo...

.