viernes, noviembre 06, 2009

¡Carchuto!

Uno de los chistes más viejos y con menos gracia que recuerdo narra las peripecias de un soldado incapaz de pronunciar correctamente la palabra "cartucho", la cual transformaba siempre en "carchuto". Harto de escuchar semejante engendro fonético, el capitán encarga al sargento que corrija al recalcitrante soldado.


Los dos militares de graduación inferior se apartan del pelotón y comienza la tutoría:

-Cartucho.

-Carchuto.

-Car-tu-cho.

-Carchuto.

-¡¡¡CAR-TU-CHO!!!

-Carchuto.

Tres horas más tarde, el sargento se persona ante el capitán:

- Mi capitán, misión cumplida. El soldado ya sabe decir carchuto.


Será por la ambientación militar o porque tengo un talento especial para hacer chistes sobre temas inconvenientes, pero cuando he leído que el autor de la matanza en una base militar estadounidense era el psiquiatra encargado de tratar el estrés postraumático de los soldados que volvían del frente, no he podido evitar pensarlo.

Seguro que les enseñaba muy bien a decir "carchuto".

10 comentarios:

Anónimo dijo...

jope, humor negrísimo....

Anónimo dijo...

jajajajajajaajajaja...
yo debo estar algo trastornada también pero me ha hecho mucha gracia..(mierda, ahora me siento mal)

Deneb

Efe Morningstar dijo...

Joder, ese chiste me lo contaba mi abuelo. Y creo que era el mejor que contaba con diferencia... Así hemos salido, claro.

si, bwana dijo...

Ahora sé que Chaves hizo la mili. Pensaba que se había escaqueado.

Er-Murazor dijo...

Anda, esta mañana han dado mal la noticia en Onda Cero. Decían que un perturbado había hecho una masacre, y resulta que era el Orientador del cuartel, resolviendo de manera definitiva los problemas de sus pacientes.

petete dijo...

Ya lo dice el refrán popular:

"Suegra, abogado y doctor, cuanto más lejos mejor"

Y yo añado: Y si el doctor es psiquiatra, no esperes a que él se vaya, ¡huye!

Grénmabar dijo...

Manda Güebos, ¿eh? Y todo porque no quería que le destinasen:

¡Pues no te metas a militar, artista!

Ains, tironcillo de orejasss...

Luis dijo...

Viva Honduras! Digo...Viva El Salvador!

Achab dijo...

Anónimo:

Pues mejor no le cuento el chiste de los suicidas.

Deneb:

En fin, pastillitas d ela felicidad y media botella de vodka y todos felices.

Efe:

No le eche la culpa a su abuelo de lo que es puramente genético.

Bwana:

De soldado raso.

Murazor:

Era un pionero.

Petete:

Los psiquiatras son majos... pero no debieran darles licencia de armas.

Grénmabar:

Los hay así de inconsecuentes.

Luis:

Y los USA esos.

Rafael dijo...

Mala ambientación y mal contado. Cuando lo leí (porque la primera vez lo leí y no lo escuché) Estube 5 minutos riéndome, pero claro, estaba mucho mejor contado que eso. Cuando yo lo leí se trataba de unos matones mejicanos el cual el jefe llama al pancho y le pregunta cuantos cartuchos hay y el le dice hay tantos "carchutos" y alli empieza el tema hasta que el jefe llama a otro (que no me acuerdo el nombre en la historia que leí pero pongamosle Gonzalez), le da un poste y le dice que se lo lleve y que no se lo traiga hasta que no pronuncie bien claro y cuando pronucie "carchuto" en vez de "cartucho" que le de un palazo. Y bueno el desenlace es parecido. cuando llega con el palo partido en tres el jefe pregunta: -Y Gonzalez, ya lo dice bien claro??. - Si!!, - le dice - Ahora dice bieeeeeen clarito ¡¡¡CARCHUTO!!!