domingo, noviembre 01, 2009

Disculpen el arrebato

Sé que el arrebato lírico no es género habitual en estás páginas, pero si hubieran visto cómo estaba esta tarde el Retiro lo entenderían mejor.

Madrid, que es una ciudad para el invierno, para cielos de hielo azul y mañanas de viento, tiene una tensa relación con el otoño. A veces lo niega prolongando el verano; a veces lo oculta anticipando el invierno. En ocasiones, sin embargo, el otoño se presenta sin que nadie lo llame y esta destartalada capital de la estepa abre insospechadas ventanas a lejanos paisajes caducifolios o a suaves vistas romanas de Camille Corot.

Advertidos están. Si no tienen el cuerpo para seguidillas mediocres, vuelvan ustedes mañana. Esta noche el cuerpo me pide versos y versos tendrán.


Castaños del Retiro,
Madrid, otoño.
Cuando la brisa sopla,
llovizna oro.
.
Cipreses de pantano
sobre el estanque.
Cuando el viento los mece,
llovizna sangre.
.
No se preocupen mucho por mí. En cuanto lea los periódicos del lunes me rebrota la mala leche.

5 comentarios:

suri kata dijo...

¡Atiza!
Mira que es j*d*do que rime otoño en plan romántico.

Grénmabar dijo...

La asonante hace milagros, suri kata...

Hans dijo...

La rima asonante es la única que evita el efecto Mecano. Llevo como 25 años componiendo temas e incinerando cualquier papel en que, malhaya, se haya entremezclado una rima consonante.
El texto del Capitán es bueno. Muy clásico. No podría ser de otra manera. Una segunda estrofa con su siesnoes de Annabel Lee y Poe, ¿no creen?

Achab dijo...

Suri:

Si el Retiro estuviese en Logroño, lo mismo se podía.

Grénmabar:

Cómo se nota que es usted poeta.

Hans:

Fíjese usted que alguno de mis poetas favoritos - Cernuda, Rosales, Stevens, Milton - prescindían casi siempre de la rima...

bạn park dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.