lunes, noviembre 23, 2009

Justicia Social

Estaba yo comiendo y viendo el Telediario cuando el tono catastrofista de una noticia sobre la gripe A ha estimulado mi natural afición al humor histriónico. Mientras simulaba rasgarme las vestiduras, he proclamado con fingido pánico:

- ¡Vamos a morir todos!

Mi madre, sin levantar la vista del plato, ha respondido con tono neutro:

- Bueno, así se acaban las desigualdades.

Treinta años viviendo con ella y nunca había sospechado que mi madre fuese comunista. De la cuerda de Pol Pot, además.

11 comentarios:

Efe Morningstar dijo...

Tu madre es una joya...

Creo que es mal momento para hablar de las conocidas adopciones irregulares de los 70.

si, bwana dijo...

Muy bien dicho por su señora madre.
La mía habría dicho: "todos habrán dejado de fumar".

Luis dijo...

Si, se acabó el penar!

Enrique Acebes dijo...

Las igualdades también se acaban así.

petete dijo...

muerto el perro....

Achab dijo...

Efe:

Nunca es buen momento.

Bwana, Luis, Enrique, Petete:

Son variaciones sobre el mismo tema. Todas valen.

Esther Hhhh dijo...

Aish, Capi capi capi, no lo puedo evitar, soy fan absoluta de vuestra madre....

Besitos

Achab dijo...

Te la vendo

Lek dijo...

Yo desde que leí un panfleto que decía, textualmente:

"¿Quién está salvo de la gripe A? A salvo no está nadie"...


Pues tengo un posit puesto en mi sitio de trabajo con ese lema (Vamos a morir todos)

Hans dijo...

Atinada observación consecutiva, sips.

Hans dijo...

Atinada observación consecutiva, sips.