lunes, febrero 15, 2010

Aprender alemán es cuestión de disciplina inglesa

Cada país tiene su cultura propia que lo diferencia de las naciones vecinas. Es normal, por lo tanto, que dichas singularidades se reflejen al enseñar o aprender la lengua propia de cada lugar. El cursillo de francés que me entretuvo en otoño hablaba de opíparos banquetazos, vinos con solera, recargadas joyas, antigüedades valiosas y caprichosas amantes. El curso de alemán que me distrae ahora, revela otros gustos y distintas ocupaciones. El siguiente diálogo está extraído del nivel principiante.

Suena un teléfono. Abre la conversación una profunda voz masculina, responde una cándida voz femenil:



- Guten Tag! Wo bist du? / ¡Buenos días! ¿Dónde estás?

- In meinem Zimmer / En mi cuarto.

- Sitz du? / ¿Estás sentada?

- Ich knie. / Estoy de rodillas.

- Nicht sehr bequem, was? / No es muy cómodo, ¿verdad?

- Nein. / No.

- Wie viele Personen sind bei dir? / ¿Con cuántas personas estás?

- Ich bin allein. / Estoy sola

- Das ist super! / ¡Genial!

Se nota que es el nivel principiante. En el nivel avanzado seguro que se visten de cuero, se atan al cabecero de la cama y se propinan cintarazos en las nalgas hasta el amanecer.

3 comentarios:

Enrique Acebes dijo...

¿No sería "Wo bist du?"?

Amos, de lo que recuerdo del año qeu estudié alemán hará... coño, ¿19 años ya? Jo, me hago viejo...

Achab dijo...

Sí, disculpe, ha sido un error al transcribir deprisa.

petete dijo...

Ponga fotos del nivel avanzado :-)