lunes, marzo 15, 2010

Crónica negra

En ocasiones, la frontera entre la crónica negra y el humor negrísimo la marca una preposición equívoca.



¡Perra suerte la mía! Me paso la vida entre esas dos provincias y no me ha tocado ni un mísero cacho.

6 comentarios:

Auriga dijo...

¡Qué envidia! Encima saldrán los agraciados por la tele, como los de la lotería de navidad, ahí, restregándolo...

Anónimo dijo...

JAJAJJJJJJJJJJJJJJJa

Cattz dijo...

Con lo que deben de ensuciar los restos descuartizados de un hombre.

Y seguro que no valía ni para puchero.

Achab dijo...

Auriga:

Y la gente gritará: "me ha tocado el bazo, el bazo"

Anónimo:

Por fin un anónimo que no es un bot.

Cattz:

Todo lo que nada, corre o vuela, a la cazuela.

Grénmabar dijo...

Secundo con lágrimas en los ojos la última sentencia de Cattz. Eres grande.

Grénmabar dijo...

(Capi también)