lunes, septiembre 27, 2010

Mañana será otro día

Cuando se ha tenido un día complicado es costumbre consolarse diciendo: "¡Mañana será otro día!"

Yo soy un hombre afortunado. Desde que entre por la puerta de mi casa sólo tendré que esperar diez minutos y será verdad.

1 comentario:

petete dijo...

¿Su contrato incluye que le quiten los grilletes pasados los primeros 6 meses?

Si no es así, yo me buscaría un buen abogado.