lunes, diciembre 10, 2007

Lejos de nos

Se cuenta que, allá por nuestro absolutista y cazurro siglo XIX, el claustro de la Universidad de Cervera quiso congraciarse con el Rey Fernando. Sabedores los lacayunos profesores del poco aprecio que sentía el monarca por las cogitaciones sesudas y las disquisiciones intelectuales, le enviaron una carta encabezada con una frase para la posteridad:

"Lejos de nosotros, Majestad, la funesta manía de pensar."

Sepan ustedes que los de Cervera han creado escuela. Andaba leyendo un artículo sobre los problemas mentales del mítico ajedrecista Bobby Fisher y me he topado con el impagable comentario siguiente, cortesía de un amable y desconocido lector:

"este tio debe estar muy loco toda la vida pensando y jugando al juegecito (sic) ese" (.) "no me extraña" (.) "tara" -¿estará?- "atontao".

La sintaxis le falla un poco. Pero el concepto lo ha clavado.

Denle un par de añitos, que éste llega a decano.
.

8 comentarios:

gaby dijo...

Minimo lo nombran Dr. Honoris Causa. ;)

Ángel dijo...

¿Eso no era de Ortega?

¿Otra leyenda urbana?

Tamaruca dijo...

o presidente de USA...

Anónimo dijo...

No, para ser presidente en USA tienes que haber nacido allí, no vale nacionalizarse. Una pena, cuantas personas unineuronales estarán dejando pasar una oportunidad de gobernar un país, pero pensemos en las que sí lo consiguen... da miedo, ¿verdad?

Piespequeños, llego a Madrid el día 22 y me voy el 29. Por supuesto las noches del 24, 25 y 28 quedan descartadas, y mi cuenta de correo es cattz.carpioarrobagmailpuntocom. El 28 me niego no vaya a ser que en vez de un japonés vayamos a un McDonalds. Intentaré llevar a mi prima.

Esther Hhhh dijo...

Ains Capiiiiiiii, a mi siempre me ha gustado el ajedrez, "jatetu!". Empecé a jugar, bueno a aprender a mover las piezas, de muy pequeña, con cinco añitos o así. En mi casa había un ajedrez que me encantaba, practicaba los movimientos de ajedrez y, cuando me aburría, jugaba con las piezas, me montaba unas historias que ni os cuento, pero ya os digo que el ajedrez daba para ello.

Con Alf (Alforfon) he disfrutado de algunas partidas muy interesantes y divertidas, ¿a qué sí Alf? Y en general es un juego que me parece apasionante.

Una de mis grandes frases es: "la vida es como una partida de ajedrez". Y desde este punto de vista suelo observar lo que ocurre en mi vida y tomar decisiones. A menudo, pensar en las estrategias vitales como estrategias de ajedrez es bastante útil.

Besitossssss

dijo...

Iba a hacer un comentario sobre la espléndida frase de Cervera pero es que me ha dejado impresionada el comentario del anónimo. De verdad. dice tanto en tan poco...

Achab dijo...

Gaby:

Como poco.

Ángel:

A Ortega le llegó ya con unos añitos.

Tam, Cattz:

¿Quién sabe? Lo mismo el tipo es useño como Bobby Fisher.

Esther:

A mí me gusta mucho. pero nunca juego contra humanos.

Sá:

Un genio, lo que yo le diga.

Stepario dijo...

Se entiende que la Universidad de Cervera tardara poco en irse al carajo.

Es curioso que las universidades de ahora ya no se arruinan por eso.