martes, diciembre 18, 2007

La Virgen

La cantante Britney Spears planea hacer de Virgen María en su próxima película. Como la muchacha no tiene un historial demasiado dado a la oración y la vida contemplativa ya hay quien ha puesto el grito en el cielo y clamado contra la relajación de la moral y las buenas costumbres.



Pues anda, que cuando averigüen que en las funciones de Navidad de mi colegio hacía de Virgen un chaval rubito y con pecas llamado Mario Godoy...

Como poco, nos cae la maldición del Obispo Arnulfo.

.

13 comentarios:

Luis dijo...

No me gusta nada esa forma de hacer promoción que inventó Madonna de provocar supuestos escándalos que no escandalizan a nadie... no me gusta....

happyhamsterhop dijo...

Esto...¿y de quién hacía usted en dichas obras del cole, mi Capitán?

La curiosidad me reconcome...

gaby dijo...

Pobre muchacha; va a tener que investigar mucho para actuar el personaje... Porque me late que no sabe nada de nada sobre ser una virgen (¡vamos!, dudo mucho que tan siquiera lo recuerde). ;)

Esther Hhhh dijo...

Me hace a mi gracia esto Capi: La Virgen debía ser virgen, pero José era un hombre que de virgen tenía lo que yo de torero. En aquella época las cosas eran así.

Lo triste es que hoy en día se siga criticando que una mujer tenga una vida sexual más o menos activa y se sigue vitoreando a aquellos hombres que están en las mismas circunstancias... Pues francamente, si Britney no puede hacer bien de virgen, probablemente sea por su falta de cultura, que es obvia, pero no por el hecho de que su virginidad quede atrás en la historia.

Ya está bien de tonterías hombre, o jugamos todos, o se rompe la baraja. He dicho.

Me habeis pillado reivindicativa, Capi, debe ser esto de estudiar economía a estas horas, ains.

Por cierto, ¿Y al chaval no le han quedado secuelas? jejejejeje

Besitossssss

Nepomuk dijo...

Pobre Mario Godoy... tan shakesperiano él y encima sin saberlo.

Aunque según se mire... al menos tenía papel de actor principal. Yo hacía de árbol.

Árbol en el desierto... así me iba el pelo, claro...

Den-Tilla dijo...

Ahhhhhhhh y Hannibal Lecter¿?a cuantos ha matado antes para podder hacer la peli?
anda yaaaaaaaaaaa

Tamaruca dijo...

Apoyo 100% la lógica aplastante de Dentilla, estaba pensando exactamente lo mismo.

Sra. Hudson dijo...

Yo comprendo el sufrimiento del pobre Godoy...

Durante años me tocó hacer el papel de San José, y puedo decir que no hay nada peor para el ego que el que tus compañeras decidan que de entre todas ellas eres la que mas pinta tiene de quedar bien en bigote y barba... Fijaos donde llegaba la cosa que Yo envidiaba a mi amiga Angeles, que siempre la tocaba hacer de piedra...

Sra. Hudson dijo...

Por cierto, que en lo tocante a Brithney y La Virgen...
Bueno, hay gente que olvida que la tarea de actuar consiste precisamente en fingir ser algo y/o alguien que no eres...

Cattz dijo...

Vamos, las quejas contra Britney no creo que se deban a que haya dado a luz(con lo que en sexo conlleva si no contamos a la propia virgan María) tanto como a que es una madre horrible que consume drogas, conduce borracha y pasa bastante de sus hijos.

Dhavar y punto dijo...

Pues en mi colegio hizo de San José una niña, cuyo nombre omito, porque luego cambió mucho y se puso muy guapa

Achab dijo...

Luis:

A nadie, precisamente.

Hámster:

De narrador. Siempre.

Gaby:

Bah, es fácil. Para hacer de virgen no hay que hacer nada. Absolutamente nada.

Esther:

Pues no lo sé, que hace mucho que no lo veo. Pero no tenía pinta.

Nepomuk:

Es peor hacer de oveja. Los pastores son unos guarros.

Dent-illa:

A mí, de aburrimiento.

Tamaruca:

¡Chispas!

Sra. Hudson:

A mí me abofeteó un achica de Talavera por decirle que el favorecía el bigote. Pero es que le favorecía.

Cattz:

Y que canta fatal, qué coño.

Dhavar:

¿No sería de Talavera?

GUANDARRRR dijo...

Y yo que pensaba que para hacer un papel lo que había que tener es dotes interpretativas... no ser como el personaje en cuestión... Eso sí, hay que cumplir con unas cuestiones físicas.

Lo siento Capi, pero lo de ser mujer es un punto a favor.