miércoles, diciembre 12, 2007

De visita

Confraternizar con el coronel Muammar Al Gaddafi, dictador de Libia, es asunto que suele deparar sorpresas. En sus años mozos la sorpresa solía venir en forma de explosivo plástico o misil descontrolado. Ahora que está mayor y el terrorismo le deja agotado, don Muammar se dedica a chotearse de huéspedes y visitas según proceda. No obstante los sustos, como el coronel tiene petróleo a manta de Dios y suele favorecer a sus amigotes, conviene hacerle la rosca de vez en cuando.

En cumplimiento de dicho principio Aznar fue a visitarlo a Trípoli y, aunque no rebañó demasiado petróleo, recibió un jamelgo pardo de regalo. El rocín se llamaba "El Rayo del Líder" y se ignora qué fue de él. Lo mismo acabó en el rancho de Bush, que tiene más espacio.


Yo corro los 100 metros en 3 segundos, ¿y tú?

Más afortunado con las dádivas ha sido el presidente francés Nicholas Sarkozy, quien acaba de recibir al bereber a orillas del Sena. El gabacho se ha quedado sin equino, pero, a cambio, ha negociado un porrón de suculentas concesiones petroleras.

Tras el francés nos toca a nosotros. Dentro de unos días Gaddafi vendrá a Madrid. El gobierno le ha ofrecido el Palacio de El Pardo para que se aloje y don Muammar ha dicho que bueno, pero, que si no importa mucho, él prefiere montar su tienda en el jardín.

No es por nada, pero con la rasca que hace, muy buenos motivos tiene que tener para acampar sobre el pasto.

A que nos ha vuelto a tocar el jamelgo...
.

8 comentarios:

Esther Hhhh dijo...

Pues mirad Capi, teniendo en cuenta que el "jamelgo" en cuestión era un semental PRA (que para los que no entienden mucho de equinos, es un Pura Raza Arabe) y que vale cuatro veces (o más) su peso en oro, pues mirad que os digo, que si nos toca el jamelguito, yo me quedo encantada con él... En vez de hacer negocios con el animalejo, como ocurriría probablemente con el que le tocó en prenda al de Valladolid, que este señor algo de negocios sabía y estoy convencida que lo vendió y se embolsó la "pastuki", yo propongo que hagan no sé, un concurso o algo así y se lo regalen a alguna persona, digamos yo, que esté dispuesta a cuidarlo, mimarlo, hacerle sus ejercicios, no venderlo y no hacer negocios con él pero eso sí, hacerle el caballito más feliz del mundo... ¿He dicho ya que me ofrezco? jejejeje

Besitossssss

Joseph Cartaphilus dijo...

Igual nos toca la yegua. Que el caballo estaba muy solo.

En fin

Dichosos caballos

Denti-lla dijo...

Hasta con los terroristas hay categorias. Porca miseria!!!!!!!

reve dijo...

Ehem... y que tenga que venir yo, la garrulilla, a decirte esto...
No es el palacio del Pardo, es el palacio de El Pardo... ;)

Luis dijo...

O quizá sólo busca alojamiento gratis que los campings están por las nubes... he oido que quería ir a Madrid a ver "hoy no me puedo levantar"

Un saludo...

suri kata dijo...

Para contrarrestar el comentario de ayer, le diré que me pega que el pobre Rayo del Líder acabara en una barbacoa.

Elenita dijo...

Teniendo en cuenta que los regalos que se le hacen al presidente no se pueden vender... me pregunto donde etara ahora el pobre caballo... lo tendra ZP para que juegen sus ninyas con el??? podriamos llamar a La Moncloa estilo Gomaespuma y preguntar por el.

Achab dijo...

Esther:

Pues tenía una pinta de penco que no podía con ella.

Joseph:

Y por la paridad.

Denti-lla:

Gaddafi siempre ha sido un terrorista de la jet.

Reve:

Anda, ni cuenta me había dado.

Luis:

Con la de petróleo que tiene el hombre sería un delito.

Suri:

Pues no estaría malo.

Elenita:

Seguro que lo hemos reciclado y se lo hemos dado a algún visitante ilustre.