miércoles, enero 27, 2010

Un braserito hermoso


Si no viven ustedes en Madrid es posible que no estén al corriente del embrollo que se ha organizado en torno a la central térmica que el Ayuntamiento está construyendo en el barrio de Puente de Vallecas.

La polémica arrancó cuando alguien cuestionó la pertinencia de ubicar dicha instalación entre viviendas habitadas. El consistorio, en vez de explicar la pertinencia del proyecto con datos técnicos y medioambientales, se ha empeñado en negar que un lugar donde se quema combustible para generar electricidad y agua caliente sea una central termoeléctrica. La responsable municipal de medioambiente, doña Ana Botella Serrano, ha querido zanjar la discusión sobre la naturaleza de las instalaciones:

- "No es una central eléctrica. Lo que hay es una calefacción muy grande."

Claro, como en Madrid siempre ha helado en invierno y en su casa no creen mucho en el calentamiento global, doña Ana halla prudente proveernos de un buen brasero. Un detalle, para qué negarlo, pero una estufa de leña de quinientos metros cuadrados puede quedar un pelín exagerada.

5 comentarios:

Cattz dijo...

La verdad es que Ana Botella está a la altura de las concejalas del ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife XD

Luis dijo...

En serio ha dicho eso???

Enrique Acebes dijo...

Bueno. Es una mujer cuyos méritos políticos cuando la hicieron concejal eran que se apretaba al Presidente. Demasiado hace para lo que se podía esperar de ella.

Achab dijo...

Cattz:

Y de los turistas iraníes.

Luis:

Así es.

Enrique:

Demasiado, en efecto.

Hans dijo...

Y es que lo de algunas políticas (ésta, la Aguirrita...) es de nota. De nota al pie. Al pie de darles una buena patada en el culo y mandarlas a casa, recoños.