viernes, enero 15, 2010

Tallas grandes

Cuando jugaba al baloncesto, compartía la zona interior con un potente burgalés de ciento quince kilos de peso. A su lado, los noventa kilillos que reparto en ciento noventa y cinco centímetros de altura me hacían parecer una longaniza con patas. En cierta ocasión, los jugadores rivales organizaron su defensa del siguiente modo:

- Tú ocúpate del grande, que yo vigilaré al largo.

El largo, evidentemente, era yo.

Pues bien, esta tarde he intentado comprarme unos pantalones nuevos en unos grandes almacenes y el dependiente, tras medir mi cintura, me ha mandado a la sección de tallas grandes.

No me extraña que proliferen en este país los trastornos alimentarios. Supongo que al burgalés le mandarán a la sección de tiendas de campaña.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Con el frio que hace en Burgos, al burgales le mandarán a la seccion de ropa polar cuando menos...

suri kata dijo...

Consuélese con que no le haya mandado a premamás.

petete dijo...

O que sólamente queden pantalones de campana de su talla...

No Molestar dijo...

Me has hecho reír... mucha gracias.

Tienes mucha razón en lo que dices.

Mucha Suerte. Atte. MaxiDL.

Anónimo dijo...

Peor hubiese sido que los contrincantes dijesen:

- Tú ocúpate del grande, que yo vigilaré a Pablo.

Grénmabar dijo...

El innombrable tiene toda la razón, hubiese sido catastrófico...

O tal vez avivara la llama de tu furia deportiva, como un troll berserker cualquiera.

si, bwana dijo...

Resultado de la lectura rápida, había leído "compartía la ROPA interior..."
Menos mal que después me he aclarado.

Luis dijo...

Mi equipo de baloncesto en la universidad se llamaba los "Sin Sangre"....con tal denominación se puede imaginar nuestro espíritu combativo!! (se que no tiene que ver con el tema..pero me lo ha recordado)

Gato dijo...

Yo aún estoy pidiendo que me traigan al chino que le puso una etiqueta de L al vestido que no me cabía...

Achab dijo...

Anónimo:

Están muy adaptados al frío. Ni lo notan.

Suri:

¡Bebé!

Petete:

Horrible perspectiva...

No Molestar:

Pues vuelva y ríase más.

Anónimo:

¡Muerte y destrucción!

Grénmabar:

Le hubiera dicho al burgalés que le hiciera el especial de la casa.

Bwana:

Esa imegen sí que es pavorosa.

Luis:

Vamos, que defendían con intensidad de caracoles reumáticos. Nosotros corríamos pero éramos un poco raritos. Los pivots tirábamos de fuera y el escolta medía dos metros.

Gato:

Era una L de liliputiense.

Esther Hhhh dijo...

Aish, Capi, angelito, no os preocupéis, un poco de dieta y de tenis y todo arreglado...

Besitos