miércoles, noviembre 22, 2006

Autoproclamación


En México, hubo un tiempo en que las elecciones las ganaba siempre el candidato del PRI, el todopoderoso "Partido Revolucionario Institucional". Lo de institucionalizar la revolución, dicho sea de paso, era una idea profunda e involuntariamente cómica y, cómo no, dio origen a más de un chiste. Así, en la farsa escénica "El Salón México" uno de los personajes, un norteamericano presuntuoso, le comenta a su contertulio mexicano:

- En los Estados Unidos hemos perfeccionado tanto el sistema electoral que podemos conocer el ganador seis horas después de votar.

La hazaña no parece asombrar al mexica en demasía. Su réplica no deja lugar para las dudas:

- Eso no es nada. Nosotros lo sabemos seis meses antes.

Sin embargo, los tiempos cambian y las costumbres (o tempora, o mores) con ellos. Cuatro meses después de perder las elecciones presidenciales, el candidato derrotado aún no sabe que ha perdido. Bueno, más bien ha decidido no darse por enterado, que perder por un pelo es un digusto muy gordo y no hay necesidad de sufrir más de lo justo.

Así, en vez de irse a casita a planear la siguiente campaña, ha alzado un estrado en medio de la plaza y se ha jurado a sí mismo como Presidente. Bonito le ha quedado, pero ya puestos a autoproclamarse mandamás por la patilla podía haberle echado más imaginación: emperador, por ejemplo, suena mejor y el uniforme es mucho más bonito.

Sí, ya lo sé, ser emperador está bastante gafado por esas tierras, para dos que tuvieron los despacharon rapidito y a balazos, pero nadie ha dicho que se tenga que proclamar emperador de México. Por el mismo precio puede proclamarse emperador de cualquier otro sitio(como Norton I de los Estados Unidos).

Total, el mismo caso le iban a hacer.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

A mí este asunto también me ha parecido gracioso, yo me autoproclamo a partir de ahora "Mujer perfecta donde las haya" y sin votaciones ni nada.
Ahí dejo eso.

Anita

Gin dijo...

Por la boca muere el pez.

el necroscopio dijo...

pozí.
Ya comenté en mi blog la "nueva" revolución mexicana que se montaba el colega... El tema importante es ¿le van a hacer caso? ¿tiene un ejército a sus espaldas que respalde esta decisión?
Os recuerdo que la mayoría de los gobiernos se crean a partir de la punta de los fusiles...

Achab dijo...

Anita:

¿pero no lo eres? qué desilusión.

Gin:

Bueno, este no se muere, se aburre.

Jatqlz:

No, no l evan a hacer ni caso, pero lo mismo atrae el turismo y todo.

Lek dijo...

A mí gracioso me parece mientras se quede en el paripé... pero le creo muy capaz de intentar montar un gobierno paralelo con muchos lelos de seguidores, por cierto.......