jueves, noviembre 02, 2006

Vicios

Estaba anoche siguiendo el escrutinio de las elecciones catalanas mediante radio, internet y televisión (uno para todas y todas para uno)cuando aparece mi madre por la puerta. Tras cerciorarse de mi actividad y pedirme un resumen de los resultados, puso su mejor cara de "esta juventud está echada a perder" y me espeta:

- ¡Vaya vicio tienes con la política!

No es que vaya a negar que me tira bastante el juego político ni negaré tampoco que tomárselo demasiado en serio puede ser malo para la salud - de hecho, la práctica de dicha afición le costó a algún pariente mío un pelotón de fusilamiento allá por los feroces años 30-, pero, de ahí a catalogarlo como vicio hay un trecho que no creo necesario recorrer. Claro, que a mi madre le cuesta menos encontrarle vicios a la gente que a un mulá afgano en medio del ramadán. El sábado fue "qué vicio tienes con la lectura" y la semana pasada "qué vicio tienes con la música". "Qué vicio tienes con el ordenador" y "qué vicio tienes escribiendo siempre" son admoniciones frecuentes. Raro es también el día que no se me advierta del vicioso riesgo que entrañan las pipas de calabaza.

Viendo cómo mi progenitora se lanza progresivamente a denunciar mis excesos, no descarto que algún día interrumpa mis estudios con la siguiente amonestación:

- ¡Qué vicio tienes con el Código Civil!

Porque, se lo crean o no, engancha. Y eso que ya sé cómo acaba.

9 comentarios:

Marga F. Rosende dijo...

Uf,menos la pólitica y el código civil comparto vicios. A mi me lo dicen mis vástagos.

Hans dijo...

ATENCIÓN, SPOILER!!!!!:







D.A. Tercera.- En vista de estos datos, de los progresos realizados en otros países que sean utilizables en el nuestro, y de la ju5risprudencia del Tribunal Supremo, la Comisión de Codificación formulará y elevará al Gobierno cada diez años las reformas que convenga introducir.

Esther Hhhh dijo...

Ains Capi, ya os veía yo un punto viciosillo morboso... Me encanta su vicio por la lectura y la música y el pc y el de escribir... Si todos esos también los comparto. El de las pipas procuro abstenerme, los demás no me van, droga dura para mi...
Besitos viciosillo

el necroscopio dijo...

Hablaba con el Sr. Skizos hace un rato de hacernos un peta con los apuntes de derecho respectivos, a ver si con derechos caducados, teorías vacías, códigos derogados y latinajos trabalenguas nos transportábamos a otro lugar más placentero...
¿No te convendría de vez en cuando dejar el vicio de estudiar...?
Que te sea leve...
Un saludo.

malayerba dijo...

vaya, yo también tengo un vicio con la plítica que pa qué...¿Tú también te quedabas hasta las mil para ver los anuncios de Familia y vida o de Ciutadans?

Achab dijo...

Marga:

Cría córvidos.

Hans:

Cachis... yo pensaba que el asesino iba a ser el usufructuario.

Esther:

Soy sumamente morboso, eso no lo niego.

Jatqlz:

Para mi salud mental sí, paar aprobar depende.

Malayerba:

Un avez cacé uno del Partido Obrero Revolucionario que era fabuloso.

Lek dijo...

Nunca conocí a una madre que amonestara al hijo con por el vicio a cosas tan aburridas como el código civil. Ni por nada que se le parezca a una materia de estudio.......

Eulalia dijo...

Existe un patrón materno, (Benditas Sean) que consigue de los hijos justo lo contrario de lo que se proponen.
Pa'mí que les traiciona el subonsciente, o lo que sea eso que queda reprimido en nombre de la normalidad y que sale a la luz disfrazado de variadas formas, entre ellas el suspiro doliente y resignado.
Y niego que la política sea vicio, a no ser que se consideren como tal la necesidad de dormir, comer, amar, reir, soñar, jugar y todo lo que arrejuntao viene a ser una vida que merezca ese nombre.
(En esta mañana dominguera, me he chutao con colacao y palmeritas)

nennella dijo...

Si es que ni los vicios son ya los que eran!!!