jueves, noviembre 09, 2006

Danés para principiantes malencarados


Hace ya bastantes años conocí a una compatriota de Andersen y Hamlet: una danesa, vamos. La muchacha hablaba tanto español como yo danés, es decir nada. Afortunadamente, ambos nos expresábamos en inglés con suficiente desenvoltura. De todos modos, como aprender idiomas es actividad de conocida utilidad, una tarde que ambos estábamos considerablemente desocupados nos dedicamos a enseñarnos frases sencillas y palabras comunes en nuestros respectivos idiomas. Agotadas las frases más tópicas y las expresiones más habituales yo le pregunté a la mozuela de qué modo se decía "yo no hablo español" en su nórdica lengua.

Ella me informó cumplidamente, pero no sin preguntarme qué motivo podía tener yo para querer saberlo. Como soy un caballero y nunca me negaría a requerimientos tan cortésmente formulados procedí a explicarle que, a partir de aquel momento, cuando quisiera librarme de responder preguntas impertinentes o de atender a molestos requerimientos, miraría al interpelante con mi mejor expresión de desolada candidez para responderle:

- Jeg taller ikke spansk.

La chica aplaudió la idea con entusiasmo. Así que ya lo saben, si algún día se van de ligoteo por Copenhague luciendo su dominio del idioma local y una muchacha de aspecto innegablemente nórdico responde a sus requerimientos erótico-amatorios con un resuelto y castellano "yo no hablo danés" hagan el favor de saludarla de mi parte.

7 comentarios:

Anonimosa dijo...

Extraña y retorcida forma de pensar. No me esperaba menos de ud. capitan...

jejje...

Debo decir que lo primero que suelo tratar de aprender en el idioma nativo de aquellos sitios a los que voy es:

"Lo siento , no hablo xxxx (rellenese aqui con el idioma local de que se trate en cada situacion...)"

Nunca se me hubiera ocurrido la posibilidad de negar MI PROPIO idioma...

Como siempre me deja sorprendida...

Lek dijo...

Yo aprendí a decir en griego: "Buenas tardes, 4 4 3" (nº de la habitación). El último día debí decirlo especialmente bien, porque el tío me empezó a largar en griego una parrafada indescifrable........ y yo con mi flor como un gilipo....

Lluna de foc dijo...

jejejeje no esperaba menos de ti!!! Tienes mucho ingenio!
Besos

Gin dijo...

Yo solía responder en ruso cada vez que me preguntaban algo y no tenía ganas de hablar hasta que un día un turista me preguntó dónde quedaba la Puerta de Alcalá, le contesté en ruso que ni puta idea y resultó que era de Moscú. Menudo coñazo, no me lo pude quitar de encima en toda la tarde. Ahora me hago la sordomuda y funciona de muerte.

Esther Hhhh dijo...

Vaya Capi, bonita forma de librarse de pesad@s. Lo cierto es que yo suelo ser muy directa y mandar a tomar viento al individuo en cuestión, eso sí, con mucha ironía y sarcasmo. Si no lo pilla a la primera (suelen tener el cerebro en la cabeza de abajo y apretujado con la ropa íntima) entonces utilizo alguna expresión más clara, vulgar y soéz. Suele funcionar. También el taconeo en el meñique con mis amados tacones de aguja... Forma sutil de decir "invades mi espacio". Y si, creo que voy a practicar algún idioma raro para decir eso de lo siento no hablo castellano...
En fin, Besitos con viruses varios para vos (menudo trancazo madre mía)

Achab dijo...

Anonimosa:

Es que soy muy retorcido.

Lek:

Lo del 443 sonaba inquietante, lástima que sólo fuera la habitación.

Lluna de foc:

gracias.

Gin:

Es que hay demasiados rusos, los daneses son más raros.

Esther:

A mí es que los tacones de aguja me sientan mal.

Marga F. Rosende dijo...

Porfis transcribenos la pronunciación.