lunes, abril 19, 2010

Cada vez que desaparece un lector el kakapo llora


Acabo de comprobarlo. Desde que cambié el nombre de la bitácora, esta ha perdido un 25% de sus lectores.

Mala cosa: o bien existe una aviesa conjura mundial contra los loros nocturnos de Nueva Zelanda o bien es fuerza admitir que uno de cada cuatro visitantes me llegaba extraviado buscando ballenas blancas, arpones y pescadores de Nantucket.

Sea lo que sea, resulta bastante deprimente.

18 comentarios:

Rune dijo...

Eeeeh, pues yo sigo viniendo... pero claro, tú siempre quieres más y más lectores!!!
Yo como sólo tengo 3 lectores y medio, no me preocupo mucho, je...

Cattz dijo...

A mí el bicho nuevo me gusta :)

Alfor dijo...

Naaaada... un par de portadas de Público y vuelta al redil, ya lo verá. ;)

Ignacio dijo...

Lo que es deprimente es el nuevo nombre del blog; los incondicionales imagino que estamos, pero el nombre que le has puesto realmente, aleja.

suri dijo...

Kakapo con gusto no pica.

Jaime dijo...

Yo leo el feed...
De todos modos, lo importante es escribir por escribir. Las visitas dan lo mismo.

Vampi dijo...

Ala! ya comento para que no llores.
Los incondicionales seguimos aqui. Aunque no nos gusten los loros...

Chrolly dijo...

Algunos somos unknown inconditionals :P
¿Este post es para sacarnos a la luz, eh? ¡Pues duele! ;)

T dijo...

Yo sigo fidelísima, querido.

petete dijo...

Nunca te fies de un kakapo, en especial si es de color verde.

De todas formas estoy de acuerdo con Alfor. Danos carnaza con una portada de Público y ya verás, ya... :-)

Anónimo dijo...

Para mi loro o Capi me da igual. Me gusta y desde hace un tiempo te sigo con entusiasmo.
N

Anónimo dijo...

pues antes de deprimirte, vuelve al nombre anterior...

HVN dijo...

No me fijé en el nombre la primera vez que entré, así que el cambio no me ha afectado.

Lo mejor no es el nombre, sino el contenido.

Achab dijo...

Rune:

Es que soy un ansioso.

Cattz:

Es profundamente adorable.

Alfor:

Mucho no tardarán.

Ignacio:

Sabía yo que los enemigos del loro acabaríais por confesar.

Suri:

Ese sí que pica.

Jaime:

No sé. Yo soy muy vanidoso.

Vampi:

Pero si son monísimos y regordetes.

Chrolly:

Escocerá un poquito, todo lo más.

T:

Ese es el espíritu.

Petete:

Pues a mí me dan buena espina estos loretes.

N:

Loro, loro, loro...

Anónimo:

Reitero: loro, loro, loro...

HVN:

Cuénteselo a los desafectos.

Er-Murazor dijo...

Yo sigo viniendo, conste. Pero no suelo comentar porque, sinceramente, los posts son tan buenos, y los comentarios igual o más, que no se me ocurre nunca nada a la altura. Y no es peloteo, es la pura realidad.

De hecho, tardé una semana en darme cuenta del cambio de nombre, yo vengo siempre desde el escritorio de Blogger.

Lek dijo...

Yo también leo siempre por el feed... de hecho, no me había percatado del cambio de nombre del lugar......

la rêveuse dijo...

Pues yo he venido motivada por el tema de los kakapos. Y el proverbio maorí, tremendo, aunque cuesta mucho meterlo en una conversación, si ésta tiene lugar en Barcelona (tendré que irlo probando en diversas latitudes).
Un saludo.

Esther Hhhh dijo...

No lloréis, mi querido Capi, que aquí continuamos los buenos... Y ya sabéis, más vale poco y bueno que mucho y malo, ¿no? Aish... Pobre Capi mio... Pues eso que no estáis en mi caso, que con la crisis creativa que tuve me he cargado a la mitad de mis lectores y ahora apenas tengo, snif snif...

Besitosssssssssss