jueves, abril 08, 2010

A la vuelta del gran maratón de entrevistas 2010, el Capitán Achab reflexiona


Hubo un tiempo en que pasaba quince horas sin quitarme la corbata y no me sentía tan incómodo... Claro que, por entonces, me pagaban.

6 comentarios:

Grénmabar dijo...

Madrééééé, qué profundo...

Auriga dijo...

Tengo 30 abriles, y me he puesto corbata 1 vez en mi vida jejeje.

¿A qué retorcido se le ocurrió que atarse una cuerda al cuello era elegante?

Liber dijo...

Sarna con gusto...

si, bwana dijo...

Las corbatas eran los "piercing" de antaño.

Esther Hhhh dijo...

Ya sabéis lo que dicen: Sarna con gusto no pica...

Besitos

Achab dijo...

¿Quién dijo gusto?