viernes, abril 23, 2010

Globalización

Desde muy antiguo, el mes de abril regenta un negocio de chaparrones inesperados. No es, sin embargo, uno de esos comerciantes inmovilistas que se aferran a los usos comerciales de siglos pretéritos. Por lo que he podido comprobar esta misma tarde, ahora encarga sus chaparrones en la misma fábrica de la India donde ensamblan los monzones.
.



El diluvio, como es costumbre, me ha pillado en la calle y sin paraguas.

4 comentarios:

suri dijo...

Que Al Gore nos asista...

Esther Hhhh dijo...

Pero capi, si sólo son cuatro gotitas de nada, si es queeeeee....

Besitos

petete dijo...

Las cosas de la globalización.
Todo se fabrica ya en India y China.

Achab dijo...

Suri:

Amén.

Esther:

Cuatro, pero muy cabreadas.

Petete:

Amén también.