martes, noviembre 11, 2008

¡Independencia!


Mi queridísima agente especial en Polonia me ha contado que hoy celebran por aquellas tierras el Día de la Independencia. Cuando le he preguntado cuál de ellas conmemoran, me ha contestado con un bufido.

No me extraña que les invadan tanto. Con semejante carácter es difícil hacer amigos.

8 comentarios:

criaturilla dijo...

Yo creía que el alcohol que gastan por esos lares ayudaba a confraternizar..

Zorro de Segovia dijo...

nosotros estamos en una esquina del mundo y nos han pasado por encima mil civilizaciones. Imagínate ellos, que están en medio de todo.

Vir dijo...

Pues sí, Zorro.

Achabito, mira que eres, ella tan contenta diciendo que tenía fiesta y tú chafándola... Ainsss...

Ginebra dijo...

Yo no invadiría Polonia ni borracha, y no por el país, que tiene zonas bien bonitas, sino por los polacos, que son unos sinsorgos.

Agente especial en Polonia dijo...

Los polacos son un ejemplo de resistencia y unión en momentos adversos. Merecedores por Honoris causa de Patria Invencible.

En cuanto a lo de sosos, depende de con quienes te topes, como en todas partes. Sin duda, yo estoy en un equipo de trabajo muy activo y alegre.

Más bien diría que en Polonia están los que han sabido ascender y son personas muy atractivas, y los que se han quedado estancados. Éstos últimos se sienten fracasados y sufren depresión, en España también los hay, pero toman Prozac.

Aun así, Ginebra, me alegro que entre tus planes no esté invadir Polonia, a pesar de que este travieso Capitán se divierta picándome colgando mala prensa de un país tan lindo como Polska.
Anda que a ti, pirata, te voy a dar cuando vuelva...

Criaturilla, tráete al Capi para probar la Wisniówka ¡y ya verás cómo de pronto hablaréis en polaco!

Achab dijo...

¿Y podré hacer chistes sobre la partición de Polonia?

Hans dijo...

Cuál de todas ellas, Achab?
La verdad es que la Historia de Polonia es un no parar entre ser y no ser...

Blanco Humano dijo...

Como dijo Woody Allen la culpa es de Wagner, que cada vez que lo escuchas te entran ganas de invadir Polonia.

Dad gracias a que ya no está de moda. Claro que a cambio ahora hay que soportar a Andy y Lucas, no se que es peor...