martes, mayo 04, 2010

J de lises

Con motivo de su ascenso al grado de Teniente Coronel de los Ejércitos de Tierra y Aire, el Príncipe de Asturias ha decidido renovar su imagen retratándose con sus uniformes nuevos. La iniciativa es comprensible, ya que luce más un teniente coronel que un sargento chusquero.

Desgraciadamente, la gente no pierde oportunidad para guasearse del prójimo por muy encumbrado que este sea. Tras comprobar que el fotógrafo cortó y pegó una misma cabeza sobre ambos uniformes, todo son chistes sobre la haraganería del príncipe, demasiado vago para posar dos veces.

Nada más lejos de la realidad. Clonar fotografías es una inveterada tradición en varias Casas Reales del mundo.



Así que yo recuerde, en la de Corazones, la de Diamantes, la de Tréboles y la de Picas.

6 comentarios:

Auriga dijo...

Se lo podían currar un poco, porque ya van unas cuantas. O eso o que editen la baraja entera.

criaturilla dijo...

JAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAaa.
Wenísimo.
Y eso que como luce aparente, tanto daría el corta-pega si no fuese ya el enésimo.......
Uf.

HVN dijo...

Hay que ver hasta dónde llega la globalización.

En España siempre ha habido costumbre de posar de cuerpo entero, por lo menos en las casas de Oros, Bastos, Espadas y Copas.

petete dijo...

¿Para cuando un recortable?

vampi dijo...

Jo, pobre hombre...
es que se hizo la foto nueva... se veía mas gordete, con mas arruguitas... las entradas que van haciendo mella...
Y no pudo resistir la tentacion de seguir figurando en las fotos tan guapete como hace 10 años...

Eso lo entendemos todas, no? ;P

Achab dijo...

Auriga:

Muero de impaciencia por ver al rey de copas.

Criaturilla:

Lo tomaré como un tributo a mi maldad.

HVN:

Otras costumbres.

Petete:

Para cuando llegue a general.

Vampi:

Eso va a ser.