domingo, mayo 30, 2010

Mami, pupa.

Llámase "venganza de Moctezuma" al malestar intestinal que sienten muchos extranjeros cuando comen, durante varios días consecutivos, la especiada comida mexicana. A mí, Moctezuma acostumbra a respetarme. A fin de cuentas, el único pariente conquistador del que tengo noticia apuntba mucho más abajo.

Eso sí, Breogán, me la tiene jurada. Cada vez que voy a Galicia vuelvo con las tripas bailando la muñeira. Todo un enigma, porque la merluza a la gallega no lleva chile. Lo mismo tiene que ver con mi costumbre de repetir tres veces.

4 comentarios:

si, bwana dijo...

La influencia de Moctezuma no se limita a México; yo la he sufrido en muchos otros lugares. El hecho de no tener ascendencia de ningún conquistador extremeño, no exime de la maldición, ya que el sujeto la extendió a todos los habitantes de España.¡Qué le vamos a hacer!

Esther Hhhh dijo...

Y el albariño, capi, que le dáis cosa mala al albariño, que lo confesábais tres post abajo, si es queeeeeee.... A ver cuando os metéis en la cabeza que el vino gallego, en general, entrar entra muy bien, pero lo de salir....

Besitosssss

PD:Que os mejoréis pronto, por cierto ¿y que pasó con lo del trabajo, hubo suerte?

Achab dijo...

Bwana:

Qué indio más malasombra, ozú.

Esther:

Habrá que esperar, mala pinta no tiene.

bạn park dijo...

After this period of recklessness, Antony fled to Greece to escape his creditors and to study rhetoric. After a short time spent in attendance on the philosophers at Athens, he was summoned by Aulus Gabinius, proconsul of Syria, to take part in the campaigns against Aristobulus II in Judea, and in support of King Ptolemy XII Auletes in Egypt
as per excel spreadsheetSeattle limo rentals