domingo, mayo 02, 2010

Resistencia


Un equipo científico del Instituto Nacional de Tecnología Aerospacial ha demostrado que una variedad de liquen que crece en Guadalajara sería capaz de sobrevivir una semana en Marte y volver tan pichi. Los investigadores patrios no han lanzado un cohete desde la Alcarria al planeta rojo -el presupuesto no da para tantos lujos-, pero han simulado en el laboratorio las condiciones de la atmósfera marciana y, una semana más tarde, el Aspicilia fructiculosa fotosintetizaba que era un primor.

La naturaleza es así de sorprendente. Cerca de aquellos líquenes habita una variedad de humano que sobrevive todo agosto en Benidorm sin usar sombrilla. No se ha probado aún, pero no descarto que alguno regrese también a su casa haciendo la fotosíntesis.

5 comentarios:

suri dijo...

Yo soy como las lagartijas así que lo mismo también se me puede mandar a Marte.

Hablando de otra cosa: ¿ha visto hoy a los de Público poniendo a caldo a Bono? Pero dónde vamos a llegar...

Sibarita dijo...

Hombre! qué ilusión me hace leer de mi tierra por aquí, y para que conste no soy de Marte.
Conozco a varios "líquenes" que si pusiesen un chiringuito con cubatas no tendrían ningún reparo en pasar el verano en terreno marciano.

Chasky dijo...

Yo más bien pienso que alguno de esos de Benidorm regresará andando hacia atrás y transformado en un cangrejo bien rojo.

petete dijo...

¿No habrán hecho como con de Juana, y les pasaban bocadillos de mortadela y unas gaseosas durante el experimento?

Achab dijo...

Suri:

Pues es una opción con futuro, dicen.

Sibarita:

Es que así se sobrelleva mejor.

Chasky:

El natural de estas tierras es más bien cetrino y no coge tono rojo.

Petete:

Pudiera.