lunes, mayo 10, 2010

¡Riau Riau!


En la jerga particular de los inversores en bolsa, quien juega a la baja es un oso. Quien mantiene posiciones alcistas es, por el contrario, un toro. No me pregunten el motivo, porque existe un buen puñado de explicaciones y, cuando algo puede ser muchas cosas, lo más probable es que no sea nada.

Prescindamos de etimologías dudosas y acudamos a la cierta realidad. Esta mañana, tras conocerse que la Unión Europea ha aprobado un fondo de rescate de 750.000 millones de euros para auxiliar a aquellos países que estén con el agua al cuello, el IBEX 35 ha tardado veinte minutos en experimentar la mayor subida de su historia.

Puesto que los pastores de este rebaño nuestro no cesan de repetir que España no es Grecia y que no requerimos de un rescate financiero, el fenómeno resulta difícil de comprender.

Serán los toros del "pueblu", que se han "escapau"... ¡Riau, riau!

4 comentarios:

petete dijo...

Los especuladores son peores que el efecto invernadero.

suri kata dijo...

Bueno, todo lo que sube, baja. Hoy nuevamente son más malísimos que el CO2.

HVN dijo...

Esto de las ayudas me recuerda a cierto episodio de una conocida serie de dibujos en la que el protagonista le decía a un personaje famoso, al ofrecerle éste dinero:
-No necesito tu estúpido dinero
y acto seguido se lo cogía.

Parece ser que los inversores tampoco se perdieron ese capítulo, pero no lo vieron hasta el final porque el famoso se lo acaba quitando de las manos.

P.D.: Me voy ya, porque el fantastipótamo sólo canta dos veces al día.

Achab dijo...

Petete:

Malos, malos, malos.

Suri Kata:

A ver qué pasa mañana.

HVN:

Saludos de mi parte al fantastipótamo.