martes, diciembre 12, 2006

De natura rerum

Existen comportamientos, hechos, actitudes y situaciones que forman parte de la naturaleza de las cosas: que siempre llueva cuando olvidas el paraguas, que los políticos mientan, que el Atleti pierda en el último minuto, que los electrodomésticos fenezcan diez minutos después de expirar la garantía... Muchas son molestas, otras son directamente irritantes. Sin embargo, intentar cambiarlas es peor: al parecer desempeñan una importante labor en el tejido del espacio-tiempo que los simples mortales no podemos comprender. Tan sacrílegos intentos de alterar los planes divinos sólo conducen a provocar la ira de los dioses, quienes, como es bien sabido, tienen bastante mal café y peor ambrosía. A lo que parece, el tráfico en Hanoi, caótica ciudad vietnamita, es una de estas situaciones.

Parece ser que el origen del problema de los hanoianos con la circulación está en que allí habita un montón de mendas aficionados a desplazarse en monociclo, bicicleta, triciclo, carrito, carricoche, coche, autobús, camión de seis ejes o lo que más a mano se les tercie. Añadan que dichos paisanos acostumbran a manifestar más prisas que respeto a la señalización, señalización que, desde otro punto de vista, es prácticamente inexistente, y ya tendrán todos los elementos de la ecuación.

Pero hete aquí que las autoridades locales, que después de tantos años de comunismo le han perdido el respeto a la ira divina, decidieron acabar con tanto desmadre encargando a un prestigioso matemático americano, llamado Seymour Papert, que estudiara la dinámica de los flujos de tráfico del lugar y les diseñara un efectivo y racional sistema de semáforos y preferencias. El bueno de Seymour aceptó el encargo, marchó al lejano Oriente, recopiló datos y, mientras cruzaba la calle, una motocicleta lo dejó en coma.

Mira que se lo tengo dicho: no me provoquen la ira de los dioses, que luego pasa lo que pasa.

9 comentarios:

happyhamsterhop dijo...

Por favor, haga llegar (asap) las ofrendas mensuales a Teo y a Osiris...(y repita a Teo que lo del sacrificio humano no vale)

just in case...

el necroscopio dijo...

Es una jodida ironía. pero claro, es como si le mandas a establecer la potencia media de las cornadas de toro español... Al final le pillan.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Si realmente no merece la pena destacar en la carrera ni en la profesión, mire usted lo que acontece a un señor que "es/era" un prestigioso matemático.

No somos nadie Capitán.

Anita

florecilla de alcanfor dijo...

Y eso que los dioses hanoianos son mucho menos peligrosos que tu Osiris.

Esther Hhhh dijo...

Ains, lástimica que mi época del instituto quede ya algo lejana... Lo bien que me vendría esta historia ahora para decirle a mi profe de mates (después de que intentara convencerme que las matemáticas en general, y las derivadas, integrales y números complejos en particular, es algo bueno y útil en la vida): "Lo ves Pepe, lo ves?? (se llama Pepe Lluch, por si acaso leyera) Las mates son muy malas para la salud. Este señor fue a dar una conferencia de matemática aplicada y aplicar sus conocimientos al trafico, ergo ha quedado en coma por ello, es una consecuencia indirecta" Toma ya... Estooooooooo ¿quedará de muy traumatizada si le busco en el listín, le llamo y se lo suelto?
Besitosssss

Lek dijo...

Para ser matemático, era poco hábil calculando "a ojo", ¿no? Digo yo que por eso tuviera que acercarse tanto como para que lo atropellaran........

O igual es que se puso a controlar dónde sería más efectivo realmente el semáforo... unos 20 centímetros a su derecha, seguramente......

Gin dijo...

Pues debe ser bastante habitual porque a un amigo mío le atropelló (allí) una bici y le rompió varios huesecillos.

Achab dijo...

Happyhamster:

Yo le shago las ofrendas, pero que sepas que Teo se acordará de tu falta de colaboración y eso nunca es cosa buena.

Necroscopio:

Un mártir de la ciencia, qué le vamos a hacer.

Anita:

Si hubiera sido mediocre se hubiera librado, ya ves qué cosas.

Florecilla:

Sí, osiris le hubiera soltado un cocodrilo como poco.

Esther:

Sí, sin duda, debes llamarle y advertirle antes de que acabe contando bicicletas en Vietnam.

Lek:

Serí aun matemático corto de vista, digo yo.

Gin:

Menos mal que no fue el camión de seis ejes.

Lek dijo...

Acabo de enterarme de que es el creador del Logo, un lenguaje de programación...

Barrapunto

Qué pequeño es el mundo...