martes, diciembre 05, 2006

La mascota

El gobierno vasco invierte todos los años una buena porción de euros en promocionar la lengua vernácula del lugar, pero como se conoce que no tenían el éxito deseado y la gente no se lanzaba en tromba a declamar los versos de Iparagirre decidieron que había que dinamizar la campaña con una mascota simpaticota que animara a la gente a chamullar el eusquera. De modo que le largaron unos cuantos euros a un diseñador para que les proveyera de un monigote alegre, saleroso, eusquérico y locuaz.

Sospecho que el dibujante, enajenado por su súbita e inesperada abundancia económica, empleó el dinero en visitar todos los lupanares localizados entre Irún y Castro Urdiales, beberse la producción de txacolí del último decenio, comprar cantidades masivas de psicotrópicos y sazonar con ellos el bacalao al pil-pil. La noche que vencía el plazo, las pocas neuronas que sobrevivieron al régimen antedicho se organizaron para cumplir el encargo. Fue un trabajo duro (en tal situación, atarse los zapatos ya lo hubiera sido) pero mereció la pena. El sol naciente saludó con sus encendidos oros a Ukan, el virus de la convivencia lingüística.



Ya sé que las mascotas no son juguetes, que entrañan una responsabilidad y que abandonarlas es un acto cruel, vil e irresponsable. Pero, por el amor de Dios, hagan con esta una excepción y arrójenla maniatada a las vías del expreso de Irún o, convenientemente lastrada, al fondo de la ría de Bilbao. El eusquera sobrevivió a la romanización, al aislamiento, al contacto con dos lenguas vecinas y pujantes, a la fragmentación y a la politización, pero dudo mucho que le queden fuerzas para sobrevivir a la promoción que del mismo haga semejante engendro.

Que los vascos serán tipos recios y curados de espantos, pero todo tiene su límite. Un paisano cualquiera se topa al tal Ukan conminándole a hablar en vasco en una calle oscura de Arrasate, Marquina o Portugalete y si no le da un jamacuco in situ no para de correr entre alaridos hasta llegar a Burgos.

Eso sí, con un poco de suerte, los gritos los daría en vasco del bueno.

12 comentarios:

el necroscopio dijo...

Ahivalahostia!!!
Joder, tienes todiiita la razón. parece un mal viaje psicotrópico de la visión del abuelo de frankenstein. Si eso representa a los vascos, yo que ellos me nacionalizada chino-eslovaco.
Un saludo.

Eulalia dijo...

Pordió, Pordió, Pordió.
Qué engendro.

Gin dijo...

Jesusitobendito, cosa más fea.

Anónimo dijo...

¿Y dice usted que han pagado a un señor para diseñar eso?

Y el Madrid,¿qué?, ¿otra vez campeón de liga?

Anita

Hans dijo...

Al diseñador le deberían dar el adecuado tratamiento, congruo con la sugerencia que hacía V. para determinar el futuro del aborto avernal ese. La Hostia, pues.

Fernando* dijo...

aaarrrragggg no po diooo, que voy a tener pesadillas!!! por Lovecratf, quien ha diseñado eso??? y lo mas importante, que había tomado antes??


que horrorrrr, con tu permiso Capitan, esto te lo voy a menear

florecilla de alcanfor dijo...

No sé qué decir, es horripilante. Contraproducente.
Parece un parásito de los Lunnis.

Esther Hhhh dijo...

Angelito, que depresión, si el pobre no podrá ni mirarse al espejo sin romperlo. ¿y el señor o señora que va dentro? Le deben haber pagado una barbaridad para meterse en ese traje, y aún así le va a quedar un trauma de por vida.
Pues fijate tú, de tan feo... nas, de tan feo es feo, por más que lo intento no le encuentro nada.. eso sí, que dientes más blancos ¿eh? y pedazo ojazos que se gasta, si se le fragmenta algo tiene...
¿Y han pagado a un tipo por diseñar esto? Yo lo encerraba en un zulo un tiempo, o algo.
¿De verdad han pagado a alguien por eso?
Si dinero no habrá pero "pa tontássss"....
Besitosss

Lluna de foc dijo...

Es horrible! por diós que horrible!! Pero que pretenden con esto? No va ha hablar nadie, les va a entrar miedo! Hombre en catalunya para promocionar la política lingüística también hicieron una mascota donde le nombre lo sacaraon por votación popular, la mascota anteriormente dicha tampoco es nada del otro mundo, pero por lo menos no da miedo (es una boca saltarina).

A ver si consiguen lo que se han propuesto, pero la verdad yo la tiraria al río!!!

Achab dijo...

Necroscopio, Eulalia, Gin, Florecilla:

Es que mira que es feo el condenado.

Anita, Esther:

Alguien lo ha diseñado, eso es lo cierto.

Hans:

Lo mismo al diseñador habría que hacerle lo mismo.

Fernando:

Es que los hay que los tienen cuadraitos.

Lluna:

Para mí que eso quita las ganas de hablar vasco para siempre.

Anónimo dijo...

jajaja buenísimo;
el bicho parece un cruce de planta carnívora con algo de j. mariscal meets mr. potato...
de traca

Lek dijo...

Lo mejor es el "Contágiate" del fondo...

Por cierto, que Castro Urdiales ya no está en el País Vasco... aunque gran parte de su población lo sea...