lunes, octubre 30, 2006

Achab contra los traductores (III)


Estaba el otro día ojeando libros cuando encontré un volumen titulado "Los amores de Nikolai", firmado por Marina Lewycka. Lo primero que pensé fue: "Anda, ¿la Lewycka ha escrito una nueva novela?" Después me fijé en la portada, ilustrada con la fotografía de un tractor y en mi mente brotó una sospecha: "No me fastidies que "A short history of tractors in ukrainian" se ha publicado en España con semejante título." Pues fastidiado quedo, porque lo han hecho.

Ya me puedo imaginar el diálogo en la editorial.

- Jefe, por fin hemos adquirido los derechos de la novela ganadora del Bollinger Everyman Wodehouse Prize del 2005 y finalista del Orange. Un éxito de campanillas en Inglaterra, un bombazo seguro.

- Muy bien, Peláez, ¿cómo se titula?

- "Una breve historia de los tractores, en ucraniano"

- ¡Recontracarajo! ¿De qué demonios va eso?

- Pues de un vejete ucraniano emigrado a Inglaterra, un tal Nikolai, que después de ganar una pasta se deja engatusar por una lagartona que lo despluma.

- ¿Con un tractor?

- No, más bien, no.

- Pues entonces lo retitulamos "Los amores de Nikolai" y a escardar cebollas que, si no, la gente se confunde. Además, los tractores son algo completamente demodé. ¿Algo más, Peláez?

- Pues estaba pensando, que en la colección de clásicos podríamos reeditar "El Rojo y el Negro" de Stendhal que siempre se vende bien.

- Magnífico, Peláez. Pero me lo va a sacar como "Los amores estrictamente heterosexuales de Julien Sorel", no vaya a pensar el público que es una historia de apasionado amor homosexual entre un comunista y un etíope y luego se decepcionen, como me pasó a mí.

11 comentarios:

Marga F. Rosende dijo...

Ains, es que no entiendes que la gente lo iba a tomar por un manual de tractores. A ver si ponemos más atención...

Lek dijo...

Lo cierto es que algunos autores merecen que sus obras se "retitulen", porque vaya títulos van a escoger....

Eulalia dijo...

Tienen razón Marga y Lek. Manía de los autores de poner ellos los títulos a sus obras y no dejar a la editorial, que sabe más de marketing que ellos.
¡Hombre, ya!

Elenita dijo...

jaaajajajajjaaaaa genial... simplemente sublime, Capitán.

Hans dijo...

Pues no os riáis. Ayer mismo hablaba con cierto autor (a quien, os pronostico, habréis de conocer en el futuro como premiado del Planeta: en ésta su primera presentación a tal certamen ha quedado entre los diez primeros) que me reconocía con cabreo que su novela 'de tractores' (un poner) ha visto su título -chulo y adecuado a nuestro juicio- sustituido, por indicación de Mondadori, por un título tipo 'amores de Nikolai'.

Gin dijo...

Bah, a mi me cambian los títulos constantemente y no me quejo tanto.

el necroscopio dijo...

También podrían reeditar la biblia como "guía del matrimonio" ya que ambos comienzan con una virginal pareja y acaban con el apocalipsis...
Pero es mucho más delito en las películas desde siempre, antes por culpa de la censura, ahora porque se utilizaron esos nombres en registros anteriores y no les queda más remedio que cambiarlos...
No hay nada como la chapuza española.
es como un letrero que ví hace años en la costa, en un restaurante. Anunciaban como menú: "rape mariner style" el problema es que el ignorante restaurador no se dió cuenta que "rape" en inglés es violación.
no comentarios....
Un saludo.

Achab dijo...

Marga, Lek, Eulalia:

No sé cómo se les ocurre escribir libros, con lo bonita que es la tele.

Elenita:

Gracias.

Hans:

Miedo me da pensarlo. Ojearé los títulos aborrecibles que publique Mondadori a ver si puedo identificarlo.

Gin:

Ya, pero quejarse es tan divertido.

Jatqlz:

La Biblia sigue vendiendo bien, por eso no la tocan.

Esther Hhhh dijo...

Capi, si quieres escándalos de títulos, dale un repaso a la filmografía de Hitchcock ya que hace poco hablabas de él. Y sobretodo a algunos títulos en su versión latinoamericana y la versión hispana. No tienen desperdicio... Porque no tengo a mano el libro "El cine según hitchcock" donde lo vi, que de tenerlo aquí ahora te pondría algún ejemplito...
Besitos

carabassa dijo...

eeeeesteeeepasaba por aquí por casualidad, soy traductora (no la de este libro, por cierto, ni su prima, ni nada!!!) y solamente quería romper una lanza en favor del gremio: en un 99.9% de los casos el traductor NI TRADUCE el título....es cosa del editor y sí....de marketing!!! Y por cierto, el ejemplo más delirante es "Con faldas y a lo loco"....pero es que una traducción literal de "some like it hot"....como que no!!!

Pau dijo...

Acabo de terminar de leer esta novela. La he leído en catalán, cuya edición mantiene un título más fiel al original: La petita història dels tractors en ucrainès. Sólo quería apuntar que, cuando lo compré, me atrayó precisamente lo extraño de su título. Seguramente la versión castellana estaba a su lado, pero con ese título, Los amores de Nikolai ni tan siquieres lo consideré.

Saludos!