miércoles, octubre 04, 2006

Emoción, intriga y dolor de pupilas

El sábado pasado, Ricitos de Oro me propuso ir al cine. Yo mostré mi plena conformidad con la propuesta y acto seguido inquirí:

- ¿Has pensado en una película en concreto?

- Sí, "El perro mongol". No tengo referencias de ella, pero he leído la sinopsis y me parece muy prometedora.

- ¿Me la lees?

- Claro.

"El Perro Mongol. Alemania. 2005. 90 minutos. Director: Byambasuren Davaa. Intérpretes: Batchuluun Urjindorj, Buyandulam Daramdadi Barchuluun y Nansal Batchuluun.
Mientras trabaja recogiendo estiércol para su madre, Nasal, la hija mayor de una familia de nómadas mongoles, encuentra en una cueva un adorable cachorro al que decide llamar Zochor, que en mongol significa "pintado".

- Apasionante, sí. Una mongola con nombre de adjetivo nariguero encuentra un perro entre la mierda y, con razón, lo llama "Manchas".

- Un perro no, un cachorrito adorable.

Edición al primer mandamiento del sentimentalismo carnívoro:

"No comerás animales adorables. Rodarás su vida"

11 comentarios:

Lek dijo...

¿Quién paga las palomitas? Por un buen cazo yo me trago el bodrio que haga falta... hasta Blueberry o las de Uwe Boll ;)

Elenita dijo...

Pues la película es preciosa... tuve ocasión de verla en el Festival de Cine Europeo de Sevilla en Noviembre del año pasado, y pocas veces verás una fotografía como la de esa película.
Aviso: no es ni para pasar el rato ni para vivir emociones fuertes.

Gin dijo...

Querido, después de lo del borrego y de un par de cosas más que ha contado de ella... desde luego la muchacha debe estar buenísima porque si no no me lo explico.

Marsaas dijo...

Hola!
Navegando un rato para entretenerme después de muuuchas horas de estudio... acabo en el blog de otro opositor!
He leído sólo unos pocos comentarios pero tu blog está muy bien.
¡ Que te sea leve el estudio!

Cattz dijo...

Recomiendo encarecidamente que veas con ella "Las aventuras de Chatrán"... mira que me gustan los gatos pero salí del cine deseando que lo acogieran en un restaurante chino.

Esther Hhhh dijo...

Ains.. Así va el mundo, matando el romanticismo... Y luego me pregunta por qué no creo en el amor. Pues porque está muy difícil creer, pero mucho mucho.
BESitos

davgard dijo...

Jeje, eso es que quiere comprarse un perro y que vayáis a sacarlo juntos, y te está acostumbrando a la idea...

Si es que no lo ha hecho ya...CHAN CHAN CHAN CHAAAAANNNN...(música de mucho miedito)

Fernando* dijo...

Ir a ver "agua tibia bajo el puente rojo".

Seguro que esa os gusta a los dos.

Achab dijo...

Lek:

En el cine mongol no se toman palomitas, hombre.

Elenita:

Bueno, pues si me lo vuelve a propone rle digo que sí, hala.

Gin:

No se engañe usted, que eso es un efecto de mi maldad y de mi malhadada costumbre de hacer chistes a costa de los seres queridos. La niña, aparte de estar de muy buen ver es:

- inteligente,

- bondadosa,

- cariñosa,

- ingeniosa,

- diverida,

- educada,

- culta,

- humilde,

- trabajadora

y en definitiva lleva más oro en el corazón que en sus ricitos.

El verdadero enigma es cómo demonios me aguanta a mí.

Marsaas:

Sic tibi studium levis brevisque

Cattz:

No, ella no empatiza con los gatos, sólo con los perros.

Esther:

En lo que no creo es en el amor entre especies, muy mono que sea el bicho.

Davgard:

No, echa mucho de menos a su perrito lindo q.e.p.d.

Fernando*:

¿Salen perros mongoles y mujeres desnudas entonces?

florecilla de alcanfor dijo...

Lo que pasa es que tenéis muchos prejuicios, que las pelis con cachorrito no tienen por qué ser siempre cursis. Ahora no se me ocurre ninguna que no sea ñoña, pero seguro que la hay.

Lek dijo...

Cine sin palomitas no es cine. Ya puede ser mongol, tanzano o chino...

... y no, el español ni con palomitas llega al nivel de "cine" :(