domingo, octubre 15, 2006

Terror cósmico


Resulta que ayer, en un rasgo de insuperable friquismo astronómico decidí pasarme por el planetario a ver la proyección "El cielo de otoño", que, básicamente, consistía en un caballero con perilla señalando estrellas con un puntero duante tres cuartos de hora. Se lo crean o no, a mí eso me divierte. Por si necesitan una justificación más sórdida para mi búsqueda del conocimiento, les comentaré que enseñar constelaciones es una de las más eficaces armas del ligoteo friqui rural. A fin de cuentas hay que irse a un descampado oscuro para ver algo que merezca la pena.

Pero ni mi evidente rareza ni el friquismo del señalador de astros, ni siquiera las burdas tretas de los astrónomos concupiscibles son el tema de esta entrada. El caso es que, ayer, a mi vera había un chavalín al que su padre había llevado al planetario para matar la tarde del sábado de un modo cultural y descansado. El chaval, que al principio miraba todo con escrutadores ojos de búho, pasada media hora, cuando el perilludo astrónomo explicaba como emplear la brillante estrella Fomalhaut para encontrar la constelación de Acuario, comentó a su padre:

- Papá, a mí esto me da miedo.

Que se estuviera aburriendo se comprende, pero ¿miedo? Vamos, le montan en el Tren de la Bruja y al niño le da un pasmo. Lo de este chaval sí que es terror cósmico (en sentido estricto: el cosmos le asusta) y no lo de H.P. Lovecraft.

14 comentarios:

reve dijo...

Jo, capi, es que tú no has tenido infancia, tronco...
Mira, una de las cosas que más miedo me da en el mundo es mirar la luna. ¿Por qué? Porque mi padre se pasó mi infancia diciéndome que si la miraba mucho rato seguido bajaba y me comía...

Esther Hhhh dijo...

Ala capi... Yo creo que el niño tenía miedo del tipo perilludo con puntero... Las estrellas miedo no dan, ahora, los agujeros negros... Eso ya es otra cosa.
Besitos

Fernando* dijo...

Solo puedo decir...

Ph'nglui mglw'nafh Cthulhu R'lyeh wgah'nagl fhtagn

Fernando* dijo...

Pero si lo que realmente interesa es invocar el terror cosmico, no hay nada mejor que:

EZPHARES, OLYARAM, IRION-ESYTION, ERYONA, OREA, ORASYM, MOZIM! YOG-SOTHOTH!!

Gin dijo...

Joé, reve, nunca se me había ocurrido nada así... a partir de ahora no dormiré, fijo.

neblina dijo...

Pobre chavalín... seguro que estaba asustado porque aquello estaba muy oscuro...

O es que todos dormíais con la luz apagada sin suplicar que te encendieran la del pasillo? yo no

Achab dijo...

Reve, Gin:

Vale, es que a mí me la enseñaba mi padre con telescopio. La luna, digo.

Esther:

Ahora que lo dices, un poco de miedo sí que daba... y Fomalhaut es también el nombre de un demonio.

Fernando:

Eso seguro que significa: "Chtulú me debes 6.000 pesetas de whisky"

Neblina:

A mí es que la oscuridad me gustaba. Pero yo soy muy raro, es sabido.

Lek dijo...

Estoy con Neblina, lo que acojonaba al chaval era la oscuridad. Y al oir hablar de acuario, encima se vio bajo el agua el pobre zagal...

The_Pressident dijo...

A lo mejor lo que le daba miedo al chavalin era que no entendía como podían llevar la gente 3/4 de hora escuchando al frikazo y ademas le prestarais atención.Sería el frikazo un lider sectario.

Gacela dijo...

Juas, es verdad que lo de ir explicando constelaciones hace ganar puntos a los muchachos en situaciones de seducción!! A mí por lo menos me gusta mucho mirar al cielo y me cuenten... ahí está tal, ahí cual... y si ya saben de mitología y te mezclan las constelaciones con las historias de algunos mitos, lo bordan!!

(Pero va a ser que yo también soy un poco friki, o algo...)

Achab dijo...

Lek:

Los acuarios son muy peligrosos, mira el de mi hermano.

The_pressident:

Es que el hombre tenía su gancho.

Gacela:

Gracias a gente como tú el ligoteo friqui tiene futuro.

el necroscopio dijo...

Cuando iniciaste el post pensé que ibas a hablar de lovecrafy, pero ya veo que no...
El vértigo es una sensación que no gusta a nadie, y más si descubres que no tienes hacia donde caer...
Un saludo.

Achab dijo...

Jatqlz:

Ya le daremos su oportunidad a Howie.

Marga F. Rosende dijo...

Pobre niño!, respete uté los temores infantiles, cño.
Malvado...;-)