martes, marzo 11, 2008

En todas partes cuecen habas y en Australia con canguro

El que no se consuela es por falta de imaginación, por penuria informativa o por vicio de llorar. Muy mal te tienen que ir las cosas para que no haya en el mundo un grupo de homínidos que se bandee peor.

Son muchos los que en España visten de saco y se derraman ceniza en el occipucio tras conocer quién ha de representarnos en el festival de Eurovisión. Consolación les traigo y ejemplo para sanarse. En Australia, sépanlo ustedes, andan bastante peor. No, Australia no ha sido admitida en el certamen. Cierto es que la geografía eurovisiva es un tanto laxa y encuentra sitio en Europa para Turquía e Israel, pero dar micrófono y orquesta a los antípodas sigue pareciéndoles excesivo. Israel sí. Australia no.

Punto pelota.

L'Australie zéro points y sanseacabó.

Ante tamaña injusticia y privados del oportuno escaparate para la exhibición del mal gusto vernáculo y austral, los artistas de Oceanía han diseñado competiciones propias en las cuales expresar su cómica y regocijante creatividad.

Un concurso de retratos, por ejemplo.

Tan cultural ocasión ha permitido exhibir su obra a Tim Patch, alias Prickasso, pintor que, como su nombre indica (1), ahorra en pinceles lo que desgasta el cimbrel. A pesar del mérito de su obra, no ha sido don Timoteo el vencedor. Un resabio de británico atildamiento pervive en el pecho de los inquilinos de Botany Bay. Un autorretrato pintado con la brocha de Bartolo excede, por tanto, el límite admisible para el selecto público austral.

El retrato vencedor, una elegante pieza de realismo republicano es muchísimo más sobrio, correcto, atinado y señorial. Sobre fondo de azul, el Príncipe heredero de Dinamarca se apañusca la masculinidad. A su lado -lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre- su parienta, piernas de elefanta y bata de guatiné, amamanta a un arrapiezo. El primogénito de la pareja, rubio como un dios del norte, defeca en el primer plano mientras se hurga la nariz. El toque local lo dan unos diablillos de Tasmania que, a modo de fieles gozques, cierran la composición.



En Dinamarca no se han hecho los suecos y no paran de protestar.

¡Allá los daneses con sus querellas!

En España lo que procede es hermanar Canberra con Prado del Rey.
.

-ooOoo-

(1) "Prick" es palabra inglesa empleada para designar al falo en el lenguaje vulgar. Agradezcamos que el señor Patch no sea español. Lo de "Prickasso" tiene su gracia. De haber nacido en Fuendetodos el artista firmaría "Francisco de Poya y Lucientes", que suena bastante peor.

9 comentarios:

Tamaruca dijo...

¿Francisco de Poya Reluciente, dijiste?

criaturilla dijo...

JAAAAAAAAAAAAAAAAAjajaj !
apañusca, jajajjajajja

criaturilla dijo...

JAAAAAAAAAAAAAAAAAjajaj !
apañusca, jajajjajajja

suri kata dijo...

Me parece que la bata no es de guatiné sino de forro polar, que en Dinamarca hace buena rasca.

Ginebra dijo...

Joé, qué cosa más fea.

Achab dijo...

Tam:

Esa era al idea, más o menos.

Criaturilla:

Y rasquetea.

Suri:

Pudiera, pero a mí me gust la palabra guatiné.

Ginebra:

Espantosa.

Anónimo dijo...

No fastidies, el cuadro es buenísimo! Con la explicación pierde, but still. C.

Esther Hhhh dijo...

Capi, geográficamente hablando, Turquía está a medias entre Asia y Europa... Israel ya no, eso es cierto

Esther Hhhh dijo...

Publiqué antes de tiempo... Aish... El Sr Poya reluciente mal no pinta, para hacerlo con la idem... Teniendo en cuenta que algunos no saben ni usarla para lo obvio... Y mucho menos para acertar al miccionar.... El Sr. Poya Reluciente debe tener buena puntería para lo segundo por lo menos... Y si nos, si le quedan restos de pintura, hará bonitos dibujos abstractos en el wc, que siempre se agradecen...

La "obra de arte" ganadora... En fin.. Para que comentar, uffffffff... Eso no hay quien lo coja con pinzas, apuff..

Besitos Capi, voy a ver si quito esa imagen de mi cabeza, antes de que tenga pesadillas esta noche.