domingo, marzo 16, 2008

Pika pika pikaaaachu

Ayer estuve de excursión en Toledo.

Visitando la ciudad del Tajo, un espíritu curioso puede observar cómo cada época ha aportado lo mejor de su arte para embellecer la ciudad. Capillas renacentistas adornan la catedral gótica, retablos barrocos alhajan iglesias de venerable antigüedad, en San Román, una cabecera del XVI remata la basílica mozárabe... y, en San Juan de los Reyes, un Pikachu amarillo relleno de helio corona la crucería de la bóveda con un insospechado detalle de frescura y modernidad.



Creo que ha llegado el momento de incluir al bicharraco en el catálogo de bienes de interés cultural. No es que quede demasiado bonito, pero a ver quién es el guapo que lo baja de ahí.
.

5 comentarios:

glenclous dijo...

Grossen Frikaden, vivedios!!!!
Tengo un par guardadas para pasarte, ¡¡¡Pero esta es complicadísima de superar!!!

suri kata dijo...

Eso tiene que ser una señal divina porque ya van dos veces que tiene experiencias paranormales con Pokemon.

(yo añadiría uno de éstos a la parafernalia que lleva a los exámenes)

GUANDARRRR dijo...

Ya bajará él solo.

Luis dijo...

Si no quiere bajar, habrá que derribar el techo!! Qué vengan los bombarderos!!

G.W. Bush

Achab dijo...

Glenclous:

Pues anoche lo lograste.

Suri:

Pues tienen un toque elegante.

Guandarrr, Luis:

No, hay que atacarlo con un Pokemon de agua, que tienen mucha eficacia contra los eléctricos.