miércoles, enero 24, 2007

Ahorro

El ahorro, por norma general, es tenido por una virtud positiva y loable, pero, como todo, es bueno mantenerlo dentro de límites de razón. Claro, que esto no es algo que se consiga siempre.

En los años anteriores a la Primera Guerra Mundial, el Kaiser Guillermo se empeñó personalmente en dotar a su país de la marina más moderna y eficaz del mundo. Sin embargo, cuando comenzó el conflicto, sus órdenes fueron que la flota permaneciera amarrada en puerto, no fuera que los ingleses tuvieran la mala uva de intentar hundirla. ¡Con la de marcos que nos ha costado! - debió pensar don Guillermo y la armada se pasó toda la guerra acumulando polvo en el puerto de Kiel. En cuatro años que duró, hubo una sola batalla naval de importancia, la batalla de Jutlandia, y tuvo sólo lugar porque los ingleses fueron a buscar a los alemanes a la puerta de casa. Lo más curioso es que, aunque la batalla la ganaron los alemanes, el kaiser se reafirmó en su decisión:

- Seis barquitos me han hundido... y de los más bonitos. Estos no salen de puerto más, hombre.

Sí, vale, que los alemanes son gente rarita, pero estas cosas las hacemos en todas partes: buena proporción de las casas que en este país se construyeron antes del minifundismo habitacional que se estila ahora, tienen una pieza llamada "salón de visitas" que jamás se usa para nada, pues su única función es impresionar a los visitantes con su elegancia, su magnificencia y sus cursis figuritas de Lladró.

Por completar la terna de ejemplos de ahorro inútil les contaré una pequeña anécdota familiar. Hace unos años, uno de mis primos cadetes recibió un magnífico y vistoso regalo: un trenecito de hojalata que, valiente y decidido, daba vueltas por su vía circular. Cuando el donante quiso ponerlo en marcha para recrearse con él, el niño lo apagó de inmediato exclamando horrorizado:

- ¡No! ¡Que se gasta!

¿Y todo esto a cuento de qué?- preguntarán. Pues verán, estaba leyendo ayer el periódico cuando averigüé que la Audiencia Nacional ha mandado repetir las pruebas periciales a los restos de explosivo del 11-M, dado que las que se realizaron en su día resultaron inconcluyentes. Dicho sea de paso, la medida me parece de perlas. No sé qué demonios dirán los análisis, si confirmarán la versión de la fiscalía, la pondrán en duda, o volverán a ser inconcluyentes, pero por lo menos se habrá intentado obtener datos objetivos en vez de partirnos la crisma recíprocamente con base en las opiniones y conveniencias políticas de cada uno.

Pero lo curioso del asunto no es eso, sino lo que sigue. Parece ser que la fiscal -nada sospechosa de alentar teorías conspirativas- había pedido al juez instructor la adopción de dicha medida hace ya unos cuantos meses. Sin embargo, éste se había negado, señalando que quedaba muy poca cantidad de residuos y que, de analizarlo, se podía gastar. No digo que no sea verdad: pero, ¿si no es para analizarlas para qué demonios sirven las muestras de "sustancia polvorienta de color rosado"? ¿Para inaugurar una sala nueva en el museo de la Policía? ¿Para condimentar los champiñones al ajillo? ¿Para ligar salsas de pescado y marisco?

A mí que me lo expliquen.

- Señor Juez, ¿analizamos las pruebas?

- ¡No! ¡Que se gastan!

12 comentarios:

Gin dijo...

No me gustan los que son de la Virgen del Puño. Puf.

Gin dijo...

No me gustan los que son de la Virgen del Puño. Puf.

Myca Vykos dijo...

Que se gastan... y que a lo mejor sale lo que no quieren que salga, y lo que se gasta es su chollo...

Esther Hhhh dijo...

La última vez salió que los que usaban polvito para el olor a pies eran sospechosos... Sobretodo si eran musulmanes. ¿Y si ahora va y sale que los que usan gel son también sospechosos, sobretodo si son musulmanes? Ah no no. No tengo ganas de que llegue el verano y encima de aguantar un olor a roquefort podrido (que ya es difícil) tenga que aguantarlo mezclado con bacalao en dudoso estado, cada vez que me suba al metro o al autobus... Claro que tampoco subo mucho. Va pues venga, que las hagan, nos arriesgaremos.
Van a triunfar las ventas de mascarillas antiolores.
Besitosssss

florecilla de alcanfor dijo...

A lo mejor de pequeño el juez era tan bueno que ofrecía y se quedaba sin gusanitos. O estaba esperando a las rebajas.

Anónimo dijo...

Mala escusa!!
A mi lo de este juez me recuerda a cuando un paciente no quiere ir al medico..por miedo a que le diga que algo esta mal. Asi que...por si acaso, mejor no hacer pruebas!!
Con el 11M se dan largas y se tapa todo lo que se puede, para ver si se pasa el dolor....solo que no consiguen que se pase...ni que se olvide (menos mal) y cada vez, duele más y huele peor.

el necroscopio dijo...

El principio del post: magnífico.
El final: Pues que te voy a decir... Que traido de los pelos para volver al tema de siempre...

LazyGirl dijo...

Si ese razonamiento vale para mi madre, por que no para un juez? o para el mismisimo Kaiser?

Mi augusta madre pensaría que son muy buenos chicos y mucho mas previsores que yo...

Lek dijo...

Yo me he acordado de las casas donde el sofá está cubierto por una manta "para que no se manche"...

Así les fue a los alemanes: más vale honra sin barcos...

Wardog dijo...

A la que te descuides vemos a la guardia civil en moto, como iban mortadelo y filemón. Pero bueno, casi mejor así.
Me encanta este país. ¡Ay si por cada tontería que dijesen los políticos-jueces-jefesdepolicía les diesen 30 latigazos!¡Espaldas ortopédicas, oiga! Aunque ahora que pienso, algunos, como el del la DGT echarían callo...

suri kata dijo...

El post es redondo.

Con lo que no puedo es con el salón de las visitas, porque va unido al cuartito de estar, lugar en el que la familia numerosa vive hacinada todo el año.

Achab dijo...

Gin:

Pues no se pase por mi pueblo.

Myca:

Yo voto porque vuelve a salir inconcluyente.

Esther:

Esto... ¿mande?

Florecilla:

¿A que la sustancia polvorienta va a ser lo de los gusanitos?

Anónimo:

A mi la impresión que me da es que el señor Juez estaba hasta las huevas del asunto y se ha dicho: yo termino la instrucción como sea y que siga otro.

Necroscopio:

¿Insinúa usted que no rechazó la moción por ahorro?

Lazygirl:

El kaiser además era guapete.

Lek:

La mía, mismamente.

Wardog:

Este país es una bendición para los humoristas. Es que ni pensar tiene uno.

Suri Kata:

Yo expropié el cuartito de estar como medida revolucionaria hace diez años y árrojé al resto de la familia al salón.